Los detalles a tener en cuenta en la cita de San Valentín (iStock)
Los detalles a tener en cuenta en la cita de San Valentín (iStock)

¿A dónde ir? ¿Comer afuera, comer en casa? ¿Qué regalar? ¿Apuntar a la sorpresa o caer en el lugar común? Las dudas siempre surgen cada vez que el 14 de febrero, el día de San Valentín, se avecina. Consejos de un lado, recomendaciones del otro, nadie parece tener la verdad revelada.

El Día de los Enamorados llegó como una curiosidad a nuestro país. En un comienzo, lo celebraban unas pocas parejas, pero con el correr de los años se sumó a los festejos nacionales en forma definitiva. La fecha, por tanto, conlleva una responsabilidad. Infobae consultó a Joe Fernández, periodista, astrólogo, y sobre todo, gurú de las relaciones amorosas para que echara luz sobre el tan mentado día.

La recomendación: cenar en casa (iStock)
La recomendación: cenar en casa (iStock)

Cena en casa: paso a paso

La disyuntiva entre cenar afuera y cenar en casa, resuelta. "Es la clave número uno -remarcó Joe Fernández- No ir a comer afuera porque en San Valentín los restaurantes están repletos, explotan las reservas, y hay que esperar mucho. Siempre la cena en casa".

El astrólogo recomendó una cita meramente italiana. En la entrada, aconsejó iniciar con unas bruschettas con palta, tomate cherry, un poco de pimienta y queso crema. "Es una pavada y a la vista parece que sos Francis Mallmann", comentó.

Como plato principal, se impone una pasta simple. Preferentemente, penne rigate porque resulta más cómodo para comer, tuco casero y un poco de ajo con cebolla. "No demasiado. No hay que invadir el paladar y, aparte, para después poder besar", aclaró. Al final, además de un postre liviano, el aperitivo ideal, dijo, es el gin tonic.

Las flores son una buena elección (iStock)
Las flores son una buena elección (iStock)

La elección del regalo

"Si sos cursi, si sos romántico, es el día para permitírtelo", señaló. Por más que suene a cliché, la caja de bombones o el ramo de flores se presentan como un potencial regalo acertado. "Aunque ellas digan que no, siempre suma. Lo que sí, nunca un ramo de rosas. Los jazmines son más baratos y recomendables. Las rosas dejaselas para tu abuela", enfatizó.

A su vez, más allá de que la palabra escrita hoy esté atravesada por los dispositivos, por el touch, las redes sociales y WhatsApp, Joe Fernández cree que recuperar la tradición de una carta romántica es una buena opción. "Simple, pocas líneas. Es muy bienvenida", resaltó.

De acuerdo al especialista, es un buen momento para ser “cursi” (iStock)
De acuerdo al especialista, es un buen momento para ser “cursi” (iStock)

Claves para no fallar

En primer lugar, el especialista remarcó nunca recordar el pasado. Jamás preguntar, por ejemplo, a un novio/a si el año pasado celebró San Valentín. "Lo único que hace es retrotraer a tu pareja a un momento de felicidad con otra persona", explicó.

Además, insistió en que la cursilería en el Día de los Enamorados nunca se convierte en una molestia. "Siempre es mejor pasarse de cursi que pasarse de amargo. Ella te va a perdonar mucho más una letra de Arjona que la rebeldía de no regalarle nada".

El secreto, de acuerdo a Joe Fernández, está en los pequeños detalles. En la preparación, ser previsor y no dejar nada librado al azar. Una vez en la cita, dejar fluir la espontaneidad. Y una recomendación: "A no dormirse. El que duerme en San Valentín, amanece soltero".

LEA MÁS: