La nueva campaña de Gap que enfureció a las redes

Las imágenes que desataron la ira de cientos de usuarios, una niña fashionista y un niño científico
Las imágenes que desataron la ira de cientos de usuarios, una niña fashionista y un niño científico

Son muchos los estereotipos sobre la mujer y el hombre del siglo XXI.  Los medios de comunicación promueven desde hace años representaciones estandáres desde la infancia. Tal fue el caso de la última campaña gráfica de Gap Kids que fue repudiada por miles de usuarios de redes sociales, que se hicieron eco de las imágenes calificándolas de sexistas.

Lo cierto es que ambos géneros sufren de una constante estereotipación desde muy pequeños,  de cómo deberían vestir, comportarse y mostrarse ante el mundo.

La imagen que desató la ira fue la de un niño de 7 años vestido para ir al colegio, con una remera con la estampa de Albert Einstein, camisa a cuadros, pantalones de algodón y zapatillas, junto a la leyenda "el pequeño escolar: el futuro comienza aquí". Por otra parte, una niña luce un outfit casual, con el logo de la firma en tonos rosa y  vincha con orejas de gatito bajo el título "la mariposa social, son las charlas del patio".

Desde la organización del Reino Unido de Let Toy Be Toys, que busca frenar a las industrias que promueven discursos limitantes y promueven que los juguetes no tengan género, calificó estas imágenes como ofensivas ya que, según la organización, Gap fomenta que la niñas deben inclinarse por el mundo fashion y lo niños convertirse en profesionales como en este caso un científico.

Bajo los hashtags  #girlsstem (niñas con autoestima ) o #lettoysbetoys, los padres desalentaron el mensaje que se promovía a través de los retratos promocionados en la web.

Campaña gráfica de Gap que genero otra polémica, acusando a la marca de racista por la imagen de la niña que “descansa” sobre otra niña afroamericana
Campaña gráfica de Gap que genero otra polémica, acusando a la marca de racista por la imagen de la niña que “descansa” sobre otra niña afroamericana

Esta no es la primera vez que la firma es señalada por sus publicidades. Este año fue protagonista de otro escándalo mediático, donde en una imagen se ven cuatro niñas posando para la nueva colección de Gapkids, pero lo que despertó el descontento entre los usuarios fue que la niña más alta, que es blanca, descansa su brazo en la cabeza de una niña afroamericana de menor estatura.

La imagen provocó una crítica tan fuerte que la compañía de ropa pidió disculpas y anunció que retirará la publicidad. Sin embargo, las opiniones están divididas.

Para algunos ha resultado por lo menos insultante, si no intencionalmente racista, y dicen refleja una falta de consideración por parte de Gap. La empresa, a su vez, emitió un comunicado en el que defiende los valores de la "diversidad y la inclusión".