Los niveles de frecuencia sexual descendieron un 40% en los últimos 20 años (Shutterstock)
Los niveles de frecuencia sexual descendieron un 40% en los últimos 20 años (Shutterstock)

El momento de intimidad es una parte esencial de la pareja. Allí se produce la reconexión necesaria para mantener viva la pasión dentro de la pareja. Sin embargo, expertos en sexología predijeron un final apocalíptico para el sexo debido a la llegada de los sistemas de streaming.

La causa de la “falta de sexo” tendría un relación directa el fénomeno maratón de series.

Las series de TV por streaming despiertan un interés casi adictivo que lleva a postergar las actividades necesarias resaltó Walter Ghedin médico psiquiatra y sexólogo (MN 74.794). "Dejar que en el 'medio de la cama' aparezca la computadora, el teléfono, y ahora, las series por TV alejan los cuerpos y las ganas de encontrarse".

Hay que tener en cuenta que el deseo sexual no surge por 'arte de magia', se necesita de fantasías, insinuaciones, contacto, atención focalizada, y tiempo "para que esa amalgama de factores concluya en un placer único, que merece ser repetido".

Bajo esta misma línea, los porcentajes confirman la teoría. En 1990,  en promedio, las parejas tenían encuentros íntimos unas cinco veces al mes. Pero, 20 años después en 2010 descendieron en un 40%, es decir 3 veces a la semana. Una caída que causó preocupación y encendió la alerta de los expertos en pareja.

Un trabajo de la Universidad de Cambridge, liderado por el experto en parejas David Spiegelhalter, alertó que si las estadísticas continúan a ese ritmo, para el 2030 las parejas podrían no tener sexo en absoluto, como reseñó al periódico The Telegraph.

"El problema es la conexión masiva y la oferta 24 hs", destacó Spiegelhalter. El especialista manifestó que la tecnología invadió de manera positiva y negativa el dormitorio. Además agregó que "antes la programación finalizaba temprano y no había mucho más que hacer".

La intimidad necesita de una conjunción de factores que no se requieren en otras áreas: deseo, baja ansiedad, atención centrada en el acto, fantasías, cuerpo predispuesto, capacidad para sentir placer y disfrutar. Para que esta comunión se desarrolle e incremente en forma propicia hay que atenuar y/o evitar algunas de acciones desfavorables que conspiran en contra.

La falta de sexo tendría relación directa con la amplia oferta de contenido online (Shutterstock)
La falta de sexo tendría relación directa con la amplia oferta de contenido online (Shutterstock)

Las parejas modificaron sus conductas sexuales con la llegada del streaming. Años atrás, cuando ni siquiera existían los celulares ni las tablets y la televisión era la única diversión por la noche, no había otra actividad que concentre tanto la atención antes de dormir. Así, las relaciones nocturnas eran casi un ritual diario para muchas parejas.

Spiegelhalter fue aún más radical en su postura, sostuvo que las cifras aún son más bajas de las arrojadas por las estadísticas, "hay quienes mienten para no confesar que tienen menos relaciones sexuales de los que aparentan".

Los expertos coinciden que el programa nocturno de "delivery y peli" se presenta como una muy buena opción para compartir una actividad en pareja, en tiempos en que las múltiples ocupaciones dificulta tener tiempo en común.

"La idea de estar juntos, compartiendo 'el calor del hogar' ayuda la conexión física y emocional. La cuestión surge cuando esta alternativa queda solo en eso, sin alcanzar la unión en sexual", detalló Ghedin.

De esta manera, la especialista en pareja y seducción, Mariela Tesler no cree que este fenómeno deba atentar contra la pareja. Por lo contrario, sostuvo que esta conducta es una manera de compartir el tiempo incentivando el intercambio amoroso.

“Esperar juntos esa cita, es una manera de conectar,  compartir una actividad es tan sano como el acto sexual en sí” detalló Tesler

Los millenials y su escasez sexual

Al parecer, el famoso atracón de series donde un individuo es capaz de ver un capítulo detrás de otro generando una adicción imparable están "desconcentrando" a las parejas a la hora de tener relaciones sexuales, ya que afectaría aún más a la generación sub-30 señaló el estudio realizado por una empresa de preservativos publicado en Millennial Sex Study 2015.

El 37% de los jóvenes manifestaron preferir estar conectados a la red que mantener relaciones sexuales (Shuttersotck)
El 37% de los jóvenes manifestaron preferir estar conectados a la red que mantener relaciones sexuales (Shuttersotck)

El trabajo consultó a 5.117 personas entre 18 y 34 años, quienes llenaron un formulario con 69 preguntas. Los resultados fueron sorprendentes: el 37% de los Millennials dejarían el sexo durante un año antes que Internet.

"Es una generación acostumbrada a los estímulos constantes, que priorizan los vínculos efímeros ante las relaciones a larga data. La comunicación se establece por mensajes, videos y exposición de la vida privada en las redes sociales. El tema no es el uso, sino lo que esa conducta establecida encubre", puntualizó Ghedin.

Por otra parte,  habría otro tercero en discordia, el streaming no sería el único responsables de que las parejas estén menos activas en el dormitorio. Un estudio publicado en 2013 en la revista científica The Lancet también alerto sobre las redes sociales: Facebook y Twitter.

El problema es que los enamorados estarían llevando sus dispositivos al dormitorio, y ocuparían sus noches revisando las redes sociales y respondiendo e-mails, como destacó la doctora Cath Mercer, del University College de Londres, a la señal BBC.

Algunos más descuidados hasta miran el "mobil" mientras mantienen relaciones sexuales. Para ser más precisos 1 de cada 10 confiesan haberlo hecho, reveló un estudio experimental de la Universidad de Columbia, Canadá.

Tips para reavivar la pasión

Las parejas deben adaptarse a las nuevas tendencias y este nuevo consumo cultural puede ser otra manera de compartir.

Para Tesler "el fénomeno ya está instaladísimo", de esta manera aconsejó usarlo como un "arma a favor": "Para las parejas que quieren mejorar su libido pueden optar por series con contenido que apelan a la sexualidad y despiertan el deseo. Aprovechar el contexto y utilizar como una cita".

También es posible implementar recursos anexos para estimular los cincos sentidos a través de la cosmética sensorial. Es un gran aliado para no dejar que las series se conviertan en un tercero en discordia.  "Rociar la cama con un splash de feromonas, decorar con velas,  modificar el escenario de todos días".

El atracón de series es un tendencia que genera adicción de esta manera la especialista aconsejó consensuar tiempos para poder satisfacer a ambos, por ejemplo "entre capítulo y capítulo hacer masajes", aconsejó Tesler.