(Video Polémica en el bar – América)

La presentación de Cristina Fernández de Kirchner este martes en los tribunales de Comodoro Py, donde dio inicio el juicio que se le sigue por presuntamente encabezar una asociación ilícita para direccionar la obra pública de Santa Cruz en favor de Lázaro Báez concentró la atención de todos los medios.

"La verdad, hoy estuve haciendo una changuita, estuve en Comodoro Py, y además de vender café les puedo contar algunas cositas que vi", arrancó el humorista en el ciclo que conduce Mariano Iúdica y produce Gustavo Sofovich por América, el canal que tiene a Liliana Parodi como gerenta de programación.

"Hice una changuita y gané un poco de plata porque seguí el ejemplo de algunos funcionarios, me quedé con el vuelto", arrancó con su habitual humor.

"A Cristina la vi muy bien, inclusive me tomé el atrevimiento de acercarme a ella y le dije unas palabras", lanzó. "La vi a Cristina y le dije 'señora, que se haga justicia'. Y me dijo 'pelotu…, si se hace justicia voy en cana'!!!", agregó entre risas.

"Porque usted tiene cara de que la pasó bien. ¿Cuándo la pasaba mejor, antes o ahora?", le preguntó el conductor.

"Antes, antes la juntaba, había un poco de plata en la calle, ahora la gente me pide plata a mí, me quieren vender café a mí. El otro día uno me lo pidió en doce cuotas, hay una miseria", lanzó entre risas.

"Inclusive le llevé el libro a Cristina, porque yo lo compré, lo leí y todo, espectacular, y le dije "no me lo firma Cristina?"

"Lo firmó Alberto Fernández, dice "con cariño, Alberto Fernández"", le dijo Iúdica.

"No, lo firmó Cristina, hasta en el libro se está despegando", afirmó el humorista.

"¿Cómo fue el reencuentro de Cristina con Lázaro, con De Vido?"

"Ni se saludaron. Se sentaron adelante, ella atrás. El último, me dijeron que si no anda la fórmula Fernández-Fernández están manejando otra fórmula muy importante, y con esta me retiro. Prepará las valijas Vanina, nos volvemos a Uruguay. La fórmula es El negro de Whatsapp-Cristina, porque el negro mide bien", concluyó en medio de las risas generalizadas.

SEGUÍ LEYENDO