(Video: "Incorrectas", América)

Antes de tomar la posta de Incorrectas durante las vacaciones de Moria Casán, Nacha Guevara visitó el programa que la diva conduce por América. Ellas tienen una gran relación y lo demostraron con anécdotas y risas a lo largo de la emisión del lunes pasado.

Nacha le propuso a Moria un ejercicio de meditación en el que había que mirarse al espejo y hablarle a su rostro. "Se usa mucho para hacerse amigo de uno mismo. Hay que mirarse al espejo, pero no desde el personaje que todos tenemos que interpretar. Mirarse a los ojos, a esa personita que está desde bebé con nosotros y ha ido evolucionando, venciendo barreras, sufriendo, aprendiendo, evolucionando…", explicó la cantante.

"Acercátelo y mirá a esa criatura a los ojos, nada más. Mirá qué linda persona, qué lindo ser hay ahí. Tenemos que tomarnos ese tiempo porque de este modo uno se relaciona con uno mismo y con el mundo. No es un acto egoísta", le dijo Nacha a Moria, quien no pudo evitar las lágrimas.

La conductora le indicó: "Todas mis primeras experiencias las hice con un espejo. O sea, el primer beso se lo di a un espejo, para ver cómo ponía la boca. Bailaba frente al espejo y me devolvía la imagen que yo quería ver. Nunca me acomplejé con el espejo".

"No se trata de estar acomplejado, sino de hacer foco en esa mirada. La verdad es que nos miramos 20 veces por día al espejo pero pocas veces nos miramos a los ojos. Ahí descubrimos siempre, inevitablemente, que hay un ser hermoso que todavía quiere hacer muchas cosas", le dijo Nacha.

La emoción ya se había apoderado del estudio. "Cuando lográs meterte en tu interior, no te vas a enojar con vos. Es una manera de sacarte la ira", comentó Moria. "Todos somos el espejo de todos, yo quiero mirarte a los ojos y lo que voy a descubrir es que todos somos muy parecidos en el fondo. Estos son los trajes que usamos, los personajes que nos toca interpretar, pero cuando vas ahí, a ese lugar, te das cuenta de que hay algo que nos une a todos, algo más profundo que las diferencias que podamos tener", explicó la cantante.

La conductora invitó a Nora Cárpena, panelista del ciclo, a acompañarlas en el ejercicio. La actriz se miró al espejo y, rápidamente, logró conectar con lo que estaba diciendo Nacha.

"¿A quién ves ahí?", le preguntó la cantante. Entre lágrimas, le respondió, en voz baja: "Me veo a mí".

"¿Y qué te querrías decir'", le consultó Nacha. "Que hiciste bien, la vida valió la pena. Gracias y seguí adelante. Gracias por haber estado siempre ahí adentro, haciendo fuerza y tratando de salir y de ser mejor persona. A lo mejor algún día lo conseguís".

Visiblemente emocionada por lo que estaba ocurriendo, Moria solo atinó a decir: "No lo puedo creer".

SEGUÍ LEYENDO