La primera parte de la saga fue un verdadero suceso y mantuvo en vilo a los televidentes hasta el último capítulo.

Por eso, era lógico que la segunda entrega de Un gallo para Esculapio, la serie original de TNT producida por Underground, arrancara con la misma expectativa.

El primer capítulo empieza con Yiyo (Luis Luque), ocupando el lugar de Chelo Esculapio (Luis Brandoni), como nuevo líder de la banda del conurbano.

Queriendo afianzar su liderazgo, deberá lidiar con todo tipo de problemas que se le presentan. Y, aunque todavía se desconoce su paradero, será Nelson (Peter Lanzani) y su sed de venganza, su principal amenaza latente.

Vale recordar que la primera temporada finalizó con el asesinato de Chelo Esculapio en manos de Yiyo.

En tanto, Nelson, quién estaba con Esculapio al momento de la persecución con la policía, escapa y va en busca de Roque, su hermano. Allí, se da cuenta que éste lo ha traicionado y se unió a la banda de Yiyo, por lo que lleva a una confrontación entre ambos que termina con la muerte tanto de Roque como del gallo. Nelson queda sólo y desamparado, sin su mentor; sin su hermano y sin Estela (Eleonora Wexler).

Para esta segunda temporada, la serie se centrará en la vuelta de Nelson (Peter Lanzani) luego de seis meses de estar lejos de Buenos Aires.

Allí se contactará con Loquillo (Ariel Staltari) y viejos miembros de la banda que componían con el fin de ejecutar un nuevo plan. Sin embargo, Nelson se dará cuenta de que las cosas han cambiado durante su ausencia, con Yiyo (Luis Luque) ocupando el lugar de Chelo Esculapio y como nuevo líder del conurbano.

Nuevos personajes y giros en las relaciones que se habían formado durante la primera parte se suman para hacer de Un Gallo para Esculapio nuevamente una de las propuestas más atractivas de la pantalla chica.

Vale recordar que la primera temporada  fue grabada durante cuatro meses en 85 locaciones reales y contó con más de 500 extras.

Asimismo, fue un éxito de audiencia y estuvo aclamada por la crítica, obteniendo once galardones (incluyendo el rubro Mejor programa) en los Premios Tato, tres nominaciones en los Premios Platino del Cine Iberoamericano (Mejor miniserie/ Mejor interpretación masculina), el Martín Fierro de Oro y seis distinciones en los principales rubros de dicho premio, incluyendo Mejor Ficción/ Unitario, Actor protagónico, Autor y Director.

SEGUÍ LEYENDO