"¿Cómo andan mis vaginas adoradas? Qué monas que están. Cada vez más lindas". Como todas las tardes, Moria Casán saludó a sus panelistas de Incorrectas, el ciclo que conduce en la pantalla de América.

Sin embargo, cometió un error al confundir a una periodista con la conductora de un programa de las tardes de Telefe. "Hola, Vero. Bienvenida", dijo mientras miraba a Carolina Losada, que no se dio por aludida hasta que la One aseveró: "Vero Lozano".

Tanto el locutor como el resto de sus compañeras se rieron al mismo tiempo que la corrigieron en vivo y le hicieron notar su confusión. "Vero Lozano está en otro canal. Vero, te quiero. Ya me parecía raro porque nadie decía nada y dije: '¿Qué le pasa? Hace tantos días que no se ven y se olvidan'", dijo Moria, mientras se tapaba la boca y no podía creer el error que había cometido.

Rápidamente, la conductora explicó que almuerza entre el ciclo que conduce en reemplazo de Jorge Rial y el suyo de América y le adjudicó su furcio a la cantidad de horas de televisión. "Juro que no tomé nada. Acabo de venir de almorzar. Hago una merienda tipo brunch porque salgo de hacer dos horas y media de Intrusos y se me confunden un poco los nombres", explicó.

Parte del panel de “Incorrectas”: Carolina Papaleo, Carolina Losada y Silvina Luna
Parte del panel de “Incorrectas”: Carolina Papaleo, Carolina Losada y Silvina Luna

"¿Sabés por qué? Porque acabo de ver a Vero, nuestra asistente, y se me confundieron los nombres", continuó, y halagó a su panelista y periodista: "Caro Losada. Hermosa, nuestra Miss Universo de los noticieros".

Fiel a su característico humor, la conductora de Incorrectas reconoció que es "atenta, pero también muy despistada". "Entonces, me puedo confundir", explicó, y luego hizo pasar adelante a Mica Viciconte, y cometió un nuevo error.

"¿Cómo está la familia? ¿Albertito, tu papá?", indagó la One, y la panelista la corrigió: "¿Albertito o Hugo? ¿Qué te pasa, Moria?", cuestionó Mica Viciconte destacando que Alberto es el segundo nombre de su actual pareja, Fabián Cubero.

SEGUÍ LEYENDO