El día que Romina Yan se quejó de los besos de Gabriel Corrado en "Chiquititas": "Era re zarpado"

La hija de Cris Morena se lo dijo a Guido Kaczka durante el programa "Trip", que quien hacía de su hermano en la recordada tira conducía en el año 2000

En estos momentos, lo que Romina Yan le contó a Guido Kaczka durante la entrevista que grabaron para Trip hubiera sido un escándalo mayúsculo. Sin embargo, en los albores del siglo XXI, fecha en que fue emitido el programa, pasó completamente desapercibido.

Sin embargo, merced al poder de las redes sociales, la acusación que la hija de Cris Morena realizara hace 18 años contra Gabriel Corrado se viralizó en muy poco tiempo y desató la polémica.

Todo surge a partir de que la ex Chiquititas cuenta que, tras terminar con un ex novio, estuvo mucho tiempo sola. "Hubo un momento que estaba re en banda, cuando corté con mi anterior novio estuve como cuatro años sola, sin nada, pero sin nada, ni una alegría ni nada, ni un besito ni nada", dice.

"Bueno, pero te apretabas a Corrado, eso también tenía su onda, digo", le responde el actual conductor de La Tribuna de Guido.

"En la tele me apreté un par de pibes", responde Romina. "De última te apretabas a Corrado, le dabas un par de besos a Fernán, después te apretaste a Simón Pestana", insiste Guido sobre el tema. "Sí, una sola vez, me dio un beso, y me pareció… Yo lo odiaba", afirma ella.

"Ah, bueno, estaban laburando, qué feo lo que decís", le dice Kaczka. "Pero bueno, no me gustaba. Aparte era un tarado, un engreído de mierda, un soberbio. Y después con Facundo (Arana), pero a mí no me apretaban mucho. Yo lo veo ahora a Facundo apretándose a la Oreiro, la mata", lanza la heredera de Gustavo Yankelevich. "Y bueno, te tenía una especie así de respeto", le dice él. "¿¡Todos me tienen respeto!?", responde ella en tono de broma.

"Qué cosa eso de besar en la ficción, es loco", introduce entonces Romina el tema de los besos. "¿Por qué?", le pregunta Guido. "Digo en el sentido del tema de besar, que uno lo hace, pero un beso es algo tan íntimo en el fondo…", reflexiona ella. "Bueno, pero vos parecés Mario Sánchez, los pajaritos de colores", se burla Guido. Y siguen:

Romina: —Bueno, andá a la pu… que te parió, te estoy hablando en serio (se enoja).

Guido: —Pero un beso en la tele no es íntimo.

Romina: —Bolu… estás posando tus labios sobre los de otra persona.

Guido: —Y sí, bueno, ¿y?

Romina: —Está bien, no hablo más. Me re enojé, no quiero hablarte más.

Guido: —Te enojás porque te estoy haciendo dar cuenta de que estás diciendo boludeces.

Romina: —No, no estoy diciendo bolu… Es verdad. Si te ponés a pensar un poco, no hay nada más lindo que darle un beso a alguien que amás.

Guido: —Y si no amás, te das un beso. No significa nada.

Romina: —Bueno, está bien, no me entendés el concepto, chau.

Guido: —¿Pero cuál es?, si vos te apretaste con Corrado toda la novela.

Romina: —No apreté tanto con Corrado. Era re zarpado Corrado, un día lo mandé a la mier….

Guido: —No, ¿en serio?

Romina: —Sí, yo era re pendeja y él venía de galán y se quiso zarpar y le puse los puntos.

Guido: —¡Qué desubicada que sos!

Romina: —¿Yo soy la desubicada? (vuelve a enojarse).

Guido: —Le paraste el carro a Corrado. ¿Qué le dijiste, 'me estás apretando'? Dejalo en paz, el pibe está laburando y vos… Eso porque está en tu cabeza.

Romina: —¿Pero vos le metés la lengua a una mina?

Guido: —¿Qué? ¿Te metió la lengua?

Romina: —Me quiso meter la lengua.

Guido: —Eh, muy bien Corrado ahí, eh.

Romina: —Andá a ca…, sos un zarpado.

La actriz deja una reflexión final: "Yo no voy a decir nada más, pero a muchas que les hizo eso le siguieron el carro". "¿En serio? Basta, estás hablando mal de la gente -advierte el conductor-, ya estás cayendo en un momento donde estamos cansados". "No, yo lo estoy diciendo con total certidumbre de lo que estoy diciendo", cierra ella.

SEGUÍ LEYENDO: