Todo puede pasar cuando se hace televisión en vivo y más aún cuando se transmite desde la calle, donde cualquier persona puede aparecer. Esta vez, se produjo un insólito momento en un móvil de TN, cuando dos hombres irrumpieron detrás del cronista y se bajaron los pantalones.

El periodista Ignacio González Prieto se encontraba en la calle en Luis Guillón, analizando el caso del chofer de micro escolar acusado de abusar de una menor. Mientras él hablaba, un grupo de hombres que vio las cámaras, apareció en la otra vereda.

Sin dudarlo, ambos se pusieron de espaldas, se bajaron los pantalones y hasta hicieron un baile que duró apenas segundos hasta que se volvieron a acomodar la ropa.

Ni el periodista a cargo del móvil ni los conductores que estaban en el piso se percataron del episodio, que quedó registrado.

No es la primera vez que algo así ocurre. Varias veces personas del público se acercaron a los periodistas a interrumpir y dar opiniones, a cantar o mandar saludos en pleno aire.

Otras veces, ocurren cosas que nada tiene que ver con la gente, sino con la naturaleza. Como por ejemplo le pasó a Sol Pérez hace un tiempo, cuando se encontraba hablando del clima desde la terraza de TyC Sports y fue atacada por una abeja.

Un caso que se hizo famoso fue el de la periodista española Mar Chércoles que mientras hablaba sobre las inundaciones se confundió en varias oportunidades y aturdida por los nervios, decidió abandonar el móvil: "Jooo… lo he hecho mal. Lo siento….".

Sin embargo, aún más común es el abandono de los entrevistados famosos que enojados, dejan mudos a los cronistas y a los conductores que están del otro lado. Una experta en dejar notas por la mitad es Cármen Barbieri.

LEA MÁS: