Desde que empezó el Bailando, Gladys La Bomba Tucumana y Melina Lezcano han sabido protagonizar algunos de los duelos dialécticos más fuertes que ha tenido hasta ahora la presente edición del certamen.

Sin embargo, esta vez el enfrentamiento estuvo muy lejos de la polémica y la hostilidad entre ambas, y se dio como algo más lúdico y divertido.

Todo surgió cuando Marcelo Tinelli les propuso un "duelo cantado". "Les quiero preguntar a Gladys y a Melina, ¿se animarían a un duelo cantado por ejemplo?", las desafió el conductor del ciclo.

"Sí, sí, yo canté en vivo, así que me animo", respondió enseguida la líder de Agapornis, haciendo alusión a las acusaciones que le había hecho en su momento la artista tropical respecto de que hacía playback.

"Un cachitito nada más, un duelo musical, ¿pueden venir los dos acá por favor?", las invitó Marcelo.

"Buenas noches Gladys", la saludó cordialmente Melina. "Hola Melina, ¿cómo te va?, ¿hoy no tuviste que ir a facturar?", le respondió con ironía La Bomba.

"No, llegué hoy a la tarde", le dijo Lezcano. "Ah, bien. Bueno, yo empiezo, empiezo con un tema de Selena", arrancó directamente la cantante, quien entonó el tema Como me duele.

"Yo voy con uno de mis favoritos, que es Stevie Wonder, Isn´t she lovely", la siguió la escultural rubia.

"Para mí el sonidista le puso más cámara a Melina Lezcano que a Gladys, para mí eh", lanzó Tinelli, tratando de ponerle aún más condimento al duelo entre ambas.

"Yo al inglés no llego, una versión de Sobreviviré en español tengo", sostuvo Gladys, quien cerró el duelo con los aplausos de todos los presentes.

Y, aunque todos se quedaron con ganas de más, el conductor debió suspender el desafío para continuar con los puntajes de la sentencia.

LEA MÁS