Desde que comenzó el Bailando, Nai Awada (23) se convirtió en un personaje atractivo para el show a partir de su fuerte personalidad y sus polémicas declaraciones.

Sin embargo, la sobrina de la Primera Dama siente que quedó un poco relegada en la consideración y el martes por la noche entró en una crisis de llanto cuando no pudo bailar.

"Estoy un poco hinchada las bolas, pero bueno, es normal", lanzó detrás de bambalinas, al ser consultada por Luis Piñeyro para Este es el Show. "Soy insegura, soy muy mambera, y la verdad que hoy me siento mal conmigo misma. Pasa que arranqué siendo como mucho más quilombera y ahora que me calmé me empiezo a poner insegura, porque digo, bueno, ¿tengo que hacer pelea para entrar sí o sí?", se cuestionó, para luego referirse a si sentía que servía para el show.

"No sé, ojalá que sí, lo decide la producción y el público, pero yo me voy a quedar acá, no pienso renunciar", expresó. "No sé si perdí protagonismo, espero que no, no quiero pensar eso", agregó al respecto.

"Es inseguridad mía, yo siento que por ahí ahora estoy bajando, no me están llamando de ningún casting porque estoy acá. O sea, estoy dejando un montón de cosas por estar acá. Me siento medio insegura hoy porque es la tercera vez que vengo, me bajaron ya de dos películas porque soy muy mediática, entonces me calmé pero tampoco ahora entro a bailar. No quiero dejar de ser un personaje interesante porque quiero ser funcional al show", cerró entre lágrimas.

LEA MAS