Leo Paparella salió al cruce de la hermana de Lopilato: "Si no se retracta le mando una carta documento"

El reconocido estilista afirmó que ni Daniela ni su mamá lo llamaron por teléfono, sostuvo que el encargado del local le quiso devolver el dinero y dijo que él estaría dispuesto a recibirla. "El único error fue no haberle dicho cuánto iba a costar", expresó

Desde que Daniela Lopilato (38) hizo pública a través de las redes sociales la factura que daba cuenta de los ocho mil pesos que le habían cobrado a Betty, su mamá, por un cambio de look en una de las peluquerías de Leo Paparella, las partes viven un enfrentamiento mediático que lejos está de poder llegar a un feliz acuerdo.

"Tratan de justificar que le hicieron cuatro decoloraciones. Si le hicieron tantas, mi mamá debería haber quedado pelada. Necesitan justificar que le salió 5700 pesos. Por más decoloración que hagas, nunca te puede salir eso", expresó la hermana de Luisana (30) en diálogo con Teleshow.

"Es como la peluquería más cara del mundo. Me escribieron personas que tienen peluquerías afuera y me dijeron que era una locura ese precio. Primero están mintiendo, nunca le hicieron cuatro decoloraciones a mi mamá… Me parece un monto desmedido", agregó indignada.

"Me escribieron de casa central y me dijeron que se iban a comunicar conmigo para averiguar qué pasó. Hasta el día de hoy nadie me dijo que hubo un error. Yo creo que ellos sostienen que está bien cobrado. Entonces todos nos equivocamos o los argentinos vivimos en otro planeta. Yo no lo puedo creer, ni afuera te sale eso", concluyó la actriz y nutricionista, quien dijo que lo que la movilizó a dar a conocer el hecho es que "no le pase a nadie más".

Claro que el dueño de la cadena de peluquerías no se quedó cruzado de brazos y salió a contestarle a través de Infama, el ciclo que conducen Denise Dumas (39) y Pía Shaw (38) por la pantalla de América . "Jamás me llamó por teléfono ni se comunicó con la parte de marketing o de prensa. Yo hablé con el encargado, él me dijo que no tenía problema en darle los 3000 pesos, pero que cuando quiso hablar con ella se dio vuelta y se fue", arrancó.

"De todos lados se solidarizan conmigo porque no lo pueden creer. Ella quería irse rubia, le encantó, dijo 'no me importa si me quemás el pelo´, va inventando cada vez más cosas", agregó.

"Yo se lo hubiese solucionado en dos minutos. Está prensa, hay un mail, me puede llamar a mí. El único error es no haberle dicho cuánto iba a costar", remarcó.

"Si ella viene adonde estoy yo le miro el pelo, le digo qué problema hubo. No somos perfectos, pero nosotros llamamos a las clientas, las citamos al salón, hablamos, estamos detrás de ellas", explicó Paparella, quien por más que se trate del apellido Lopilato está dispuesto a defender su buen nombre hasta las últimas consecuencias.

No quiero ganar un peso, si voy a un juicio y se lo gano todo va a ser destinado al Garrahan

"Si ella no se retracta ya hablé con mi abogado y está preparando todo, pero no quiero ganar un peso, todo va a ser destinado al Garrahan", sentenció.

"Yo lo que quiero es que venga gente, no cobrarle 8000 pesos", concluyó el reconocido estilista.

¿La batalla dialéctica le dará paso a la judicial, o llegarán a un arreglo?

LEA MAS 

La mamá de Luisana Lopilato, furiosa con una peluquería: le cobraron 8 mil pesos por un cambio de look

Habló el peluquero que atendió a la mamá de Luisana Lopilato: "Se le cobró menos"