Dio vuelta la página, pero cada tanto repasa algún que otro párrafo. O se lo hacen releer. Porque Amalia Granata y Leo Squarzon tuvieron un hijo, Roque, aunque el affaire del empresario con Pau Linda -en pleno embarazado de la rosarina- sigue dando que hablar. "Nunca fue un conflicto", advirtió Amalia en diálogo con el programa Los ángeles de la mañana. Incluso, contó que hace chistes con sus amigos por aquel episodio. "Si no fuera por el humor, no hubiera podido resolver la situación como decidí resolverla. No es un tema, no me produce celos ni inseguridad".

Amalia con Leo, y Roque en brazos
Amalia con Leo, y Roque en brazos

"Pero, ¿no te afectó?", le preguntaron. "Me afectó cuando decían cosas que no eran -reconoció Amalia-. Veíamos en un programa alguien que criticaba, y yo le decía (a Leo): 'Yo sé de este tal cosa, tal cosa y tal cosa'. ¿Desde qué lugar me criticás a mí? ¡Dale! Tenés un pasado intenso para ponerte a señalar, y hablar de moral y de todas las pavadas que escuché. Nadie puede hablar de moral en este medio".

Leo se acuesta con el bebé, lo mira y llora, llora y lo mira. Le pegó muy fuerte

Y fue más allá. "La indignación de todos fue porque yo lo había perdonado -sostuvo Granata-. Se desarticuló el tema cuando no lo maté contra una pared o no lo tiré del balcón de mi casa. Esperaban violencia. Hablaban de Ni una menos, de violencia, y esperaban que lo matara. Fue contradictorio, un doble mensaje". No obstante, reconoció: "Cinco años atrás, lo mataba".

Pero hoy está Roque, quien nació el 14 de diciembre. "Leo se acuesta con el bebé, lo mira y llora, llora y lo mira (sonríe). No puede creer sentir tanto amor por alguien. Le pegó muy fuerte", dice Amalia. ¿Por qué el nombre? "A mí me gusta. Significa 'fuerte como una roca'. Este bebé venía así, con mucha cosa. Nació de 37 semanas, y nació fuertísimo. El nombre le queda bien. Ni siquiera llora, (sólo) se queja 'Hehehe', parece una ovejita".

Amalia no dejó de responder cuando la consultaron sobre Luciana Salazar Martín Redrado, quienes estarían atravesando una crisis. "Están muy enfermos los dos, tienen una relación patológica enfermiza, peligrosa. Cuando en su momento hablé con él le dije: 'Flaco, sos un tipo grande, sentate, hablalo y separate de la mejor manera. ¿Hasta cuándo van a estirar esto que no da para más?' Pero cuando tenés una relación así, es muy difícil cortar".

Redrado siente culpa por Luciana. Ella busca ser mamá, y él no quiere formar una familia. Y hay gente que la culpa la tapa con dinero

"Él siente culpa con ella -especuló Amalia, quien fue pareja del economista-. Ella está buscando una familia, ser mamá, y él no tiene ganas de formar una familia en este momento. Él la quiere desde otro lugar, como compañera, y le da como culpa no haber podido realizarla con ese anhelo de la familia y el hijo. Y hay gente que la culpa la tapa con dinero".

Pero ella, cuando era novia de Redrado, ¿tenía un un contrato? "No, porque mi relación era sana. Y por eso nos separamos", dijo Amalia. ¡Eso sí! Redrado no la llamó para felicitarla por Roque. "¡Lo matan! Es muy buena persona, me hubiera gustado seguir siendo amiga de él. Pero es imposible", concluyó.