Mariela "Chipi" Anchipi se sumó a la histórica guerra entre Nicole Neumann y Carolina "Pampita" Ardohain, luego de que la jurando del Bailando criticara su coreografía para el Aquadance de ShowMatch. Luego del feroz cruce, la modelo y su coach dejaron el estudio de Ideas del Sur llorando.

La jurado les pudo un cinco y dijo que seguramente había sido una lesión que sufría Jorgito Moliniers lo que hizo que la pareja no pudiera lucirse y más tarde redobló la apuesta: "Me aburrió, no me gustó nada".

Nicole por su parte, se quejó de la nota: "Tengo tres hijas como para romperme la cabeza acá y que me den esa nota injustificada".

Para meter aún más fichas, Ángel intervino: "Me pusiste a mí cara por un siete, ¿viste? ella te puso un cinco".

Polino, más tarde, le pidió que no se enojara: "Sí, me molesta porque Nicole hizo cosas riesgosas", explicó y el jurado interrumpió: "Ya está, aburrís".

Antes de que terminara, Tinelli le volvió a preguntarle a Ardohain qué le había parecido: "No me conmovió, le halagué las verticales todo, pero no me gustó. No me puedo explayar en la devolución porque no tengo tanto tiempo".

Cuando Chipi se metió con el Aquadance de Pampita diciendo "si te levantan tres es más fácil", la modelo rió y respondió: "Yo ya gané este concurso, no sé si te arcordás. Yo no soy bailarina, pero pongo tanto el corazón que traspasa y al la gente le llega. Valoro lo que hicieron pero hay veces que se necesita otra cosa mágica".

"Yo gané un concurso sin ser bailarina por otras cosas. Yo hablo de mí y vos metiste mi apertura. No me gustó la coreografía de Nicole, si no me gustó, no me gustó, soy la jurado y si quiero poner un cinco, lo pongo", se enojó Pampita y la coach dijo que tenía el micrófono para "defender" a los suyos.

Casi sin palabras, la participante observaba y dijo: "Es frustrante trabajar tanto, arriesgarte y todo para que venga alguien y no valore. Pero está  todo bien, hace 22 años trabajo y traspaso la pantalla".

A minutos de ir al duelo, la rubia dijo que no volvería a hacer su perfornance porque era un trabajo de mucho riesgo: "Tengo tres hijas como para romperme la cabeza acá". Antes de dejar el estudio, tanto Nicole como Chipi se pusieron a llorar. Finalmente su equipo la convenció y bailó en el duelo.

Anteriormente Nicole había tenido un pequeño cruce con el productor enmascarado de Este es el show, que se había quejado porque la rubia no pudo ir a la terapia de los finalistas que se realiza cada año en el ciclo conducido por José María Listorti y Paula Chaves.