Oscar Martínez en el Festival de Venecia (EFE)
Oscar Martínez en el Festival de Venecia (EFE)

Tras ganar el premio a mejor actor en el Festival de Cine de Venecia, Oscar Martínez compartió todas sus emociones en una charla telefónica con Mirtha Legrand, que no pudo dejar de felicitarlo por semejante proeza.

El actor contó que para recibir su premio no dudó en lucir el moño que le regaló su mujer, Marina Borensztein, y que pertenecía al gran Tato Bores.

Una cábala infaltable que tampoco estuvo ausente cuando el intérprete se había presentado en el festival de Cannes con Relatos salvajes.

"Mirá, te lo cuento y me emociona", admitió Martínez, quien dijo haberse sentirse "aturdido" tras enterarse de que había sido elegido como el mejor actor por el jurado de este prestigioso festival.