Moria Casán habló de su relación con Humberto Poidomani

A fines de diciembre del 2019, Moria Casán se casó sorpresivamente con el empresario y artista plástico Humberto Poidomani. “Fue una unión espiritual”, había asegurado en ese momento la conductora de Incorrectas en diálogo con Teleshow. La pareja aprovechó un viaje por Europa para casarse en la terraza de la casa de unos amigos de la pareja en Florencia.

Este domingo, consultada por Mirtha Legrand, Moria dio detalles de ese momento y contó cómo se conocieron. “Fue todo insólito”, destacó la One, que aprovechó para mandarle un beso a su amado que en estos momentos se encuentra exponiendo sus obras en Nueva York.

“Esta vez me gustó como tenerlo reservado porque tengo una vida muy mediática. Cuando expones tanto, la gente ya no te cree”, continuó Casán. Pero Mirtha la interrumpió y le preguntó: “¿Tuviste relaciones clandestinas?”. “Tuve una relación clandestina hace muchísimo tiempo, pero cuando realmente no queres que se entere nadie, nadie se entera”, respondió una de las protagonistas de la obra La Gran Depresión.

Según el testimonio de Moria, se conocían de épocas pasadas, cuando él era dueño de reconocidas discotecas porteñas como Crobar y La City Disco. Después él se fue a vivir a Miami y durante mucho tiempo no se vieron, hasta que los volvió a reunir Graciela Borges en el restaurante El Tropezón.

“Esa noche estaba comiendo con mis nietos porque Sofia (Gala) estaba de viaje con su pareja por Europa y Galo-su asistente-. En un momento veo que estaba Graciela (Borges) me acerco para saludarla y me dice ‘estoy con Humberto Poidomani’”, recordó.

Moria Casán cuenta cómo Humberto Poidomani le pidió casamiento


“Esa noche hablamos y al otro día recibo a la tarde en Incorrectas una escultura de él que me la trajo su secretaria. En ese momento, le pido el teléfono a la Borges para llamarlo y agradecerle. Lo llamé y arreglamos en ir a cenar”, continuó.

“Lo pasé a buscar, porque él no tiene auto. Cuando nos sentamos en la mesa me dice ‘le dije a mis hijos del corazón que iba a comer con su futura madre’”, relató. Esos hijos, según se develó este domingo eran Adrián Suar y Marcos Carnevale, quienes mantienen una estrecha amistad con el artista plástico.

Carnevale, que también estaba compartiendo el almuerzo, bromeó: “A Moria hoy le digo mamá”. Con el mismo tono de humor se sumó Adrián Suar, que reveló que conoce desde hace mucho tiempo a Poidomani.

De todos modos, Moria Casán reconoció: “Es el primer hombre de su vida que admiro en mi vida, después del padre de mi hija Sofiá, Mario Castiglione. A mi me cuesta mucho admirar a los hombres, porque no tengo capacidad de amar porque me amo demasiado yo”.

SEGUÍ LEYENDO