Julieta Prandi y Claudio Contardi se divorciaron luego de diez años de relación y dos hijos en común, Mateo y Rocco. La conductora lo denunció por violencia familiar en el Juzgado de Familia Nº 3 de San Isidro y la Justicia determinó que los niños no pernocten en la casa del empresario y estableció una restricción perimetral para ambos padres.

Sin embargo, Contardi no respetó la restricción según contó Prandi. En Nosotros a la mañana, la panelista Agustina Kämpfer explicó cómo fue este encuentro: “Julieta me cuenta que él apareció de casualidad en el registro automotor y en lugar de retirarse, se acercó a entablar una conversación con ella que se escapó al baño. Al salir, ella vio que entró Cinthia (pareja de Contardi) desde la calle y abrazó y besó a Rocco, el hijo de ambos”.

En el programa de El Trece, también entrevistaron por teléfono a la abogada de la actriz, Karina Barrio, quien dio más detalles de la situación: “Hay una restricción que es para ambos, si están en un lugar y la otra persona llega, se debe retirar. Hay una restricción de cien metros. Julieta estaba en un registro para sacar su licencia de conducir con uno de sus hijos. Llegó Contardi y se acercó a hablar. Julieta se sintió incómoda”.

Julieta y Claudio Contardi estuvieron diez años de relación
Julieta y Claudio Contardi estuvieron diez años de relación

Además, la letrada señaló que “no hubo hechos de violencia” durante el encuentro en el registro automotor y manifestó que el próximo 11 de diciembre habrá una nueva audiencia: “Tenemos que ver si podemos lograr un régimen de comunicación diferente, poder registrar y lograr un acuerdo en ese ámbito. Y la causa de violencia sigue su curso con un cuerpo interdisciplinario que está trabajando muy bien. Ya visitaron ambas casas, la de Julieta que comparte con los niños y tiene alquilada; y la casa que está en Martínez donde se supone que seguiría viviendo el papá”.

Por último, Barrio explicó que Julieta ya solicitó permiso para poder llevarse por tres meses a sus hijos a Carlos Paz, donde protagonizará durante la temporada de verano la comedia Atrapados en el museo, junto a Pedro Alfonso, Freddy Villarreal, el Bicho Gómez, Micaela Viciconte, Macarena Rinaldi y Rodrigo Noya. El debut de la obra, producida por DaBoPe, será el 25 de diciembre.

En una entrevista con Teleshow, la actriz contó que sufrió violencia psicológica, engaños y sometimientos: “Me fui en febrero del 2019. Todo el 2018 vivimos bajo el mismo techo con un montón de artimañas que él utilizó para retenerme. La primera era el diálogo, ‘pensalo’, no sé qué... La segunda fue la amenaza: ‘Me voy a matar si terminamos’. La tercera fue: ‘Esto fue una estafa de tu parte, un acto premeditado. Vos sabías que te querías separar y por eso esperaste a mudarnos’. Pasamos por todos los procesos...”.

“Él me decía que sin él no iba a poder: ‘Ya estás vieja, vos qué vas a hacer sin mí... si no servís para nada’, me gritaba. En el último tiempo, cuando discutíamos, me llegó a decir que si fuese un hombre, no me hubiese dejado un solo hueso sano. Y el último día yo desesperada le dije: ‘Vos sos un hijo de puta y nunca me voy a olvidar lo que me dijiste’, y él me respondió que yo no iba a cumplir más años, que iba a recibir una corona. Esa fue como la frase que terminó de aterrarme y que está en mi demanda de divorcio”, finalizó Julieta.

SEGUÍ LEYENDO