Wanda Nara pidió por Julieta Dell Isola, una mamá que sufre ELA y desea estar con sus hijos
Wanda Nara pidió por Julieta Dell Isola, una mamá que sufre ELA y desea estar con sus hijos

Wanda Nara suele utilizar las redes sociales para compartir imágenes y videos sobre su vida personal y su trabajo. En esta oportunidad, uso su cuenta de Twitter para solidarizarse con Julieta Dell Isola, una mujer que sufre Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA) y está internada en la Clínica Santa Catalina. Debió recurrir a la Justicia para pedir una internación domiciliaria y así estar con sus hijos.

"Estoy muy triste. Me estoy quedando sin poder disfrutar de lo que queda de mi vida con mis hijos. Me obligan a estar dónde no quiero", dijo Julieta en diálogo con Infobae. La esposa del jugador de fútbol Mauro Icardi leyó la noticia y se conmovió con la dura historia de esta mamá.

"Es su derecho, por ella y por su familia… el tiempo es lo más valioso que tenemos… 🙏🏻 a quien corresponda como mamá, como mujer y como ser humano… pido que se resuelva hoy y ahora porque mañana puede ser demasiado tarde… RT", escribió Wanda en la red social al tiempo que retuiteó la nota de este portal titulada: Tiene ELA, está internada y no la autorizan a irse a su casa: "Necesito vivir con mis hijos el tiempo que me queda".

Julieta Dell Isola, tiene 43 años y es mamá de Bautista (18) y Ámbar (7). Ruega poder volver a su casa para estar con sus hijos (Nicolás Stulberg)
Julieta Dell Isola, tiene 43 años y es mamá de Bautista (18) y Ámbar (7). Ruega poder volver a su casa para estar con sus hijos (Nicolás Stulberg)

"En la clínica me tratan muy bien, pero las visitas son reducidas. No puedo conectar con Ámbar (su hija de 7 años). La siento cada vez más lejos. Siempre fue una chica muy alegre, vivaracha y extrovertida, pero ahora la veo triste y enojada. Batu (su hijo de 18 años) es muy bueno, educado y un gran orgullo. Necesito estar con mis hijos. Y ellos me necesitan a mí", contó Dell Isola.

La mujer lleva cuatro meses internada en una clínica de rehabilitación dónde no hay más para hacer. Su cuerpo está inmóvil. Está sentada en una silla de ruedas y respira porque tiene una traqueotomía. Puede hablar dos horas por día gracias a una válvula.

Julieta Dell Isola tiene una enfermedad neurodegenerativa que la dejó inmóvil

"Estoy perdiendo la voz. Paso dos horitas por día fonando, gracias al balón. Pero no puedo hablar más que eso. Las cuerdas vocales son músculos y con esta enfermedad se deterioran. Ahora sólo puedo movilizar la cabeza", apuntó con la lucidez mental intacta, pero una tristeza indescriptible.

"La enfermedad avanza. Y yo necesito estar con mis hijos. Acá sólo puedo verlos un par de horas por día", señaló después de haber juntado 118.668 firmas a través de la plataforma www.change.org. Además su abogada Elizabeth Aimar, especialista en discapacidad, solicitó un recurso de amparo para que la empresa de medicina prepaga que la atiende autorice su internación domiciliaria.

SEGUÍ LEYENDO