Rocío Marengo
Rocío Marengo

La revista Nuevamente juntos vivió su gran noche de estreno el pasado martes 26 en Buenos Aires, en la sala del Multitabarís Comafi. La obra, uno de los éxitos de Mar del Plata de este verano, subió al escenario del nuevo teatro en una noche para prensa y amigos que tuvo todos los condimentos.

Más allá de los valores artísticos del show, al otro día se supo que Santiago Bal casi termina aplastado por una jaula que pesaba más de 600 kilos y que se soltó mientras transcurría la función de la obra. Fue su hijo, Federico, quien se dio cuenta de lo que pasaba y lo rescató, al frenar lo que pudo ser una verdadera desgracia.

(Verónica Guerman / Teleshow)
(Verónica Guerman / Teleshow)

Aparentemente uno de los bailarines se apoyó o tocó sin querer una de las sogas que sostenía la jaula, y la misma se empezó a deslizar sobre Bal que estaba en ese momento haciendo una de sus participaciones. Todo tuvo un final feliz y por suerte no hubo que lamentar nada grave.

Pero Teleshow supo en exclusiva de otro episodio tan o más grave que el de la jaula, que vivió Graciela, la mamá de Rocío Marengo, también en la noche de estreno. Según pudimos saber en el arranque de la noche hubo un agasajo para los invitados con canapés y sandwiches de miga. Todos los presentes comieron y brindaron por el éxito de la obra, pero de pronto varias personas se dieron cuenta que algo andaba mal: la madre de la actriz no podía respirar y estaba ahogándose, empezó a toser, personal del teatro la tuvo que socorrer, y hasta intervino una médica presente en la sala.

Teleshow habló con Rocío que confirmó la información y aportó más detalles del horrible momento que vivió su mamá y ella también: "Sí, fue un susto terrible. En ese momento yo me estaba sacando una foto, cuando me doy vuelta veo una situación de la cual pensé lo peor, se me vino una imagen negra total, además hace muy poco fue el fallecimiento de mi papá, estamos todos como medio sensibles, medio asustados. Mi hermana gritaba 'agua, agua, agua', mi mamá se había atragantado y se estaba ahogando. Cuando veo esa situación, veo cómo una chica estaba agarrando a mi mamá de atrás de la panza. Yo me sentía una inútil, al minuto se acercó una médica, la situación era desesperante para nosotras".

"Por suerte la médica se acerca me dice 'quedate tranquila', como se atragantó, al minuto ya pudo respirar bien y ya está. Pero fue un momento espantoso", cuenta Rocío, quien a pesar de la horrible experiencia rescata una enseñanza: "Estoy con ganas de hacer un curso de primeros auxilios, de RCP (Reanimación Cardiopulmonar), porque uno no se da cuenta que sabiendo eso uno puede salir de una situación horrible, de una situación complicada. De todo lo malo uno tiene que sacar algo bueno", detalló Marengo.

Ya más tranquila, al recordar el mal momento vivido se emociona: "Si le llegaba a pasar algo a mi mamá no me lo hubiera perdonado nunca, no haber hecho algo útil. Mi hermana buscaba agua, yo acompañaba a mi mamá con la médica y le decía 'tranquila, tranquila'. Si hubiese sabido alguna técnica o algo, hubiera ayudado. Creo que sería bueno que todos supiéramos primeros auxilios", reflexiona Marengo sobre el episodio que vivió su mamá y que pudo haber terminado en tragedia la noche del estreno de Carmen Barbieri y Santiago Bal.

SEGUÍ LEYENDO