La pareja más mediática y enojada con los medios volvió a apostar al amor. Los dientes blancos y las sonrisas de cartel de Carolina Pampita Ardohain y Juan Pico Mónaco volverán a poblar todas las revistas. La patria mediática brinda por semejante noticia.

Porque Pampita y Pico por separado no rinden demasiado a los medios y en un verano mortadela, al menos tendremos algo de que hablar.

Porque para Pampita no nos gustaba Polito Pieres ni un poco. Y a Pico no se le conoció ninguna famosa potable como posible novia.

Porque Pico, que le echa la culpa de todos sus males a los periodistas, ahora tendrá motivos para seguir quejándose y seguir ganándose el amor del medio.

Porque Pampita tiene mucho trabajo siempre, pero ahora en el verano en dupla con Pico será una máquina de facturar. Bien por ellos.

Porque como pareja han rendido horas y horas de televisión en estos tiempos. Y con ellos juntos se abre un abanico de posibilidades, a saber: separación, convivencia, hijos, casamiento, pelea, looks, separación otra vez, y así hasta el infinito.

Porque con Pampita en acción, Nicole, su alter ego , se pondrá en movimiento en Punta del Este. Por ahora, la ex de Fabián Cubero estaba muy tranquila.

Porque Pampita y Pico juntos podrían ser la gran pareja del verano si se lo proponen, pero también pueden ser la gran separación del verano o el gran casamiento del verano. Ellos caben en todos los casilleros posibles.

Porque a pesar de cualquier broma, la pareja parece que se quiere y le da una nueva oportunidad al amor, y eso es digno de ser celebrado. Desde esta columna brindamos por la reconciliación y le damos nuestra bendición.

SEGUÍ LEYENDO