Cuando Diego Armando Maradona llegó a la Argentina había corrido el rumor sobre que ese viaje tenía como principal objetivo bautizar en nuestro país a Diego Matías, el hijo de Diego Jr.

El tema jamás fue ni confirmado, ni desmentido por nadie. Como se sabe, Maradona llegó hace una semana y casi no se lo vio en ningún lado. Diego hace una vida muy tranquila, sin que se lo haya visto en la noche porteña o visitando a su familia.

Sobre el tema del bautismo de Diego Matías en la Argentina, al ser consultado Diego Jr, el hijo mayor de Diego Armando dijo: "Estoy en Nápoles, nuestra idea era bautizar a Diego Matías el 24 de diciembre, pero no podrá ser. Estamos coordinando la fecha con mi papá, pero queremos que la ceremonia sea en la Argentina".

De esta manera se confirma el rumor del bautismo del nieto de Diego Armando en la Argentina, pero no será este mes, quedaría para la próxima vez que Diego venga al país.

Mientras tanto los rumores en torno a Diego Armando Maradona no cesan. Se habla de una ruptura con Rocío Oliva, se habla de problemas de salud de Diego, de una profunda tristeza y que por eso no sale a ningún lado.

Su abogado Matías Morla, quien siempre estuvo muy atento con la prensa, no responde los mensajes y por lo tanto no se sabe a ciencia cierta que pasa con la salud de Diego.

Lo más llamativo de esta breve visita de Maradona al país es su "bajo perfil, como si esas palabras pudieran asociarse a la imagen del Diego. Pero lo concreto es que a diferencia de otras visitas".

Diego prefirió la soledad del country de Bella Vista y estar lejos de los medios y las polémicas. Siempre cuando Diego viajaba a la Argentina para esta época era para pasar las fiestas con sus queridas hermanas y compartir tiempo con sus hijas Dalma y Giannina. Esta vez, la historia es  absolutamente distinta y a horas de irse del país, nada se sabe de su paradero y las especulaciones por su salud y su estado anímico crecen día a día.

En breve, Diego volvería a México para arrancar la pretemporada de Dorados. El campeonato arranca en los primeros días de enero y el ex DT de la Selección tiene menos de un mes para preparar a sus muchachos para enfrentar el duro torneo mexicano de fútbol. En cuanto a las fiestas, según pudo saber Teleshow, Maradona las pasaría en Cancún, lejos de toda su familia, rodeado de su grupo de colaboradores y algunos amigos, pero lejos de su novia, Rocío Oliva, de la que parece estar definitivamente separado o al menos viviendo una relación más abierta y cada vez más lejana.

SEGUÍ LEYENDO