Hace apenas horas atrás, el panorama no era el mejor para Alfredo Casero a partir de la suspensión del show que iba a realizar en la Ciudad de las Artes de Córdoba el próximo 17 de noviembre.

Sin embargo, finalmente la presentación del actor se llevará a cabo en la fecha que estaba previsto, aunque cambiará el escenario en el que iba a tener lugar originalmente por el Studio Theatre. Así lo confirmó Damián Sequeira, productor del artista, en diálogo con Cadena 3.

"Estaba cerrado desde el mes de abril o mayo, fue previo a esta cuestión mediática que se generó. Nada de esto estaba sobre la mesa cuando firmamos el contrato con la Universidad. Que no te dejen trabajar, que no te dejen presentar un espectáculo, grato no es. Alfredo tiene la misma sensación", expresó Sequeira.

"Estamos en 2018, bajo un sistema democrático, parece ilógico. La gente puede ir a verlo o no, puede gustar o no, pero es increíble que esto suceda", agregó al respecto.

"Me pidieron un descargo vía mail. Allí conté la experiencia con el show de Casero. A excepción de Salta y Tucumán, hemos podido trabajar en todos lados y sin ningún inconveniente. En su mayoría es un público de un promedio de 50 años de edad. Lejos de generar alboroto, transcurrieron normalmente", concluyó el productor.

Vale recordar que la presentación había sido cancelada por las autoridades de la Universidad Provincial de Córdoba por las "declaraciones antidemocráticas" que el humorista había emitido en el programa Animales Sueltos, donde había cuestionado a las Abuelas de Plaza de Mayo.

"La Universidad Provincial de Córdoba resuelve cancelar la función de la obra ¿De qué no se puede hablar?, protagonizada por el actor Alfredo Casero, que debía realizarse el próximo sábado 17 de noviembre. Esta decisión se funda en las declaraciones antidemocráticas de público conocimiento realizadas por el Sr. Casero y en la consideración de que la sala Juan D. Perón de la Ciudad de las Artes es una sala perteneciente a una institución universitaria que asume un compromiso y reivindica la defensa de los derechos humanos y de la democracia", rezaba el comunicado.

En ese momento, el humorista calificó como "una actitud fascista leninista" la censura de su obra en Tucumán y Salta, pero aún no se había referido a la suspensión de su show en Córdoba. Sólo se había limitado a retuitear a un seguidor que se refería al tema.

"Quienes viven diciendo que Macri es la dictadura, censuran a Casero, lo acusan por declaraciones antidemocráticas. Son tan soretes y básicos. Mi repudio", decía el tuit.

SEGUÍ LEYENDO