Siempre se dice que los seres queridos que ya no están con nosotros nos acompañan desde algún lugar y suelen enviarnos señales de que están presentes.

Y, aunque hay quienes creen más o menos en ello, lo que pasó hoy en Basta de Todo, el ciclo que conduce Matías Martin por Radio Metro, es un fuerte motivo para sostener aquel viejo axioma de "es creer o reventar".

Como es habitual en el programa, comenzaron a recibir llamados de los oyentes que quieren ganarse los vinos que entrega la producción del programa, y todo el equipo vota si la historia de quienes llaman amerita llevarse el premio.

"Les cuento una historia, como para que entiendan por dónde viene el brindis. El año pasado, el 25 de octubre, murió mi hermano, muy joven, 46 años, pero va para arriba la historia, eh. Obviamente que es muy triste, porque perdí a mi hermano, aparte por causas naturales, muy sorpresivo", arrancó Marcelo, un oyente.

"La verdad que él ni se enteró, si lo ves por ese lado, qué mejor forma de morirte que no enterarte. Pero bueno, eso fue el 25 de octubre del año pasado y él cumple años el 7 de agosto, mi hija cumple el 8, siempre brindábamos, festejábamos juntos. Y la historia que me liga, que lo ligaba al Gordo, como le decíamos, con ustedes, es que era muy fanático de Basta, y si bien era un tipo muy generoso con los amigos y con todos, no enganchaba con cuestiones solidarias, porque no confiaba. Y se había enganchado mucho con la misión solidaria y hacía tres, cuatro años que iba, llevaba, y este año cayó 7 de agosto. Tenía toda la ropa, todas las cosas de él y decía qué hacemos con esto, y qué hice, llevé todo lo que tenía", continuó el relato.

"Y lo que vamos a hacer, lo que me pidió mi hija de 6 años, es hacer una fiesta para su cumpleaños, entonces este sábado vamos a festejar el cumple del Gordo con los amigos, 50 personas, va a estar mi hija también, entonces es un poco la idea. Hacemos festejo de que cumpliría 47 años y vamos para arriba", contó sobre el motivo por el cual quería los vinos, cuando de repente un corte de luz interrumpió la comunicación.

"Y se cortó porque hubo un corte de luz acá, pero nos vamos a preocupar en volver a engancharlo a Marcelo. Lo que tenía para decirle, tal vez tenga una radio cerca, más señal imposible, está hablando de su hermano, se corta la luz en el edificio y vuelve en un segundo, el que quiera ver señales las tiene en la mano. Justo le iba a decir que está presente, era ése el bocadillo con el cual lo iba a interrumpir", expresó el conductor, antes de retomar la charla.

"Estaba por decir hace quince minutos que está presente, que lo tenés acá contando, y al que le gusta ver señales se apagó la luz entera acá en la radio", le dijo.

"Acá también, acá también se cortó la luz. Piel de gallina tengo, no lo puedo creer", afirmó el oyente, embargado por la emoción.

"No, pero tu hermano está presente, no se me ocurre un momento mejor. La frescura de tu hija, emocionante, conmovedora, con la naturalidad que los chicos afrontan estas cosas, que te diga hagamos una fiesta eso es renovarse, trascender a través de tus hijos con esa mirada, diferente, para recordarlo con una sonrisa. Así que tenés los vinos, nos miramos y no hay ninguna duda, son tuyos, Marcelo", concluyó Matías.

En diálogo con Teleshow, Cabito, uno de los integrantes del programa, se refirió al particular suceso. "Es como el famoso 'creer o reventar'. Estarán los que descreen, y piensan que sólo es un tema de Edenor o Edesur, y los que prefieren pensar que fue un ángel. Algo hubo, yo prefiero tomarlo como un acto de sanación, una conexión", expresó.

SEGUÍ LEYENDO: