Es dueña de uno de los cuerpos más exuberantes de nuestro medio, y nunca ha tenido tapujo en lucir sus curvas en cuanta producción fotográfica lo ha requerido. Sin embargo, si bien no reniega en absoluto de ello, de un tiempo a esta parte Tamara Alves ha dado un vuelco en su carrera.

"Más allá de que toda mi vida laburé con lo que es mi cuerpo, la realidad es que hoy estoy haciendo cosas mucho más tranquis, entonces no es la idea salir desnuda todo el tiempo. Está bien cuando uno pone una foto sexy, pero si siempre estás en la misma es más de lo mismo", explicó la actriz y modelo a Teleshow, quien espera ansiosa el estreno de Huellas, un film con la dirección de Pablo Yotich y la producción de Mario Glavinas que trata la temática de la violencia de género y en el cual pudo mostrar una faceta totalmente distinta.

"Es un papel muy fuerte, me toca hacer de la mujer del personaje que interpreta el Chiqui Abecasis", dijo la artista, quien tuvo un conmovedor encuentro personal con la mujer a la que le da vida en la pantalla grande.

"Tuve una charla con ella. Siempre le preguntaba si había algo que estaba de más o si quería que agregara algo, porque es muy sensible ver una persona llorando delante tuyo cuando grabas. Pero creo que el fondo de todo esto es hablar de la violencia de género para que de una vez por todas se termine", dijo Tamara,  y adelantó que además ya empezó a grabar Los bastardos, una serie en la que comparte elenco con Alejandro Fiore, Pablo Yotich y Nazarena Vélez.

"Me parece que hubo como un movimiento muy fuerte en este último tiempo con respecto al aborto, al cuerpo de la mujer. No está bueno que suceda, pero sí que se muestre que esto está pasando todo el tiempo con muchas mujeres. Que se esté mostrando tanto es una señal de que tenemos que despertarnos todos y darnos cuenta de la realidad de lo que está pasando, y que la Justicia se haga más cargo de todas las situaciones que están pasando", afirmó en relación a la fuerza que cobró el movimiento feminista en este último tiempo, para luego referirse a su postura con respecto a la legalización del aborto.

"Tengo una mezcla de sensaciones, porque están las que realmente necesitan hacerse un aborto porque fueron violadas, abusadas, y han pasado cosas horribles, pero también las que deciden abortar porque sí, como si fuera tan sencillo, y no deja de ser una vida. Me resulta difícil decir estoy a favor o estoy en contra porque tengo ese pensamiento de las dos partes, entonces es difícil decir esto es lo correcto", expresó la multifacética mujer de Patricio Toranzo, que en los últimos meses se acaba de lanzar a la representación de futbolistas a través de su empresa "Once ideal".

"Es algo paralelo a lo que hice toda mi vida. Empezamos con la idea el año pasado, se dieron algunas cosas futbolísticamente con mis socios, y decidimos abrir una empresa que tiene que ver con la representación de jugadores. Tenemos una cantidad de jugadores, tanto en primera como en clubes del ascenso, y lo que hacemos es buscarle clubes. Por suerte va avanzando muy bien y  es lo que me enfoco más allá de mi carrera", aclaró, para luego referirse a si le gustaría manejarle la carrera al padre de su hija.

"Hay una realidad, Pato tiene su carrera casi hecha, él renovó por dos años más en Huracán y su idea es retirarse ahí. Yo creo que está en un momento que ya no necesita de nadie, y es real que está terminando su carrera. Me hubiera gustado, pero más allá que es mi marido porque admiro mucho su forma de jugar. Igual, creo que para él hubiera sido medio raro que vaya su mujer a negociar", explicó, para luego tomarse en broma la comparación con Wanda Nara.

"Yo creo que el marido de ella tiene una gran carrera por delante y aparte es un jugadorazo, ella ahí apuntó muy bien y le va a ir bárbaro", lanzó entre risas, haciendo alusión a Mauro Icardi.

Tamara, esposa de un símbolo del Globo, se refirió también a la polémica que generó el pase de Mauro Zárate a Boca, que incluyó amenazas a su mujer, Natalie Weber, y a sus hijas.

"El fútbol es una pasión tan grande que los hinchas a veces se olvidan que atrás del jugador hay una persona, una familia, sentimientos, un montón de cosas. Hay que cuidarse mucho, tanto del lado del jugador, en todo lo que uno pueda decir, como también el hincha pensar que detrás de todo esto hay un sentimiento, una familia. El fútbol es un trabajo, a veces pareciera que la gente se olvidara. Uno también tiene que buscar lo que es mejor para uno, para su familia y su futuro", subrayó al respecto.

Sin embargo, aclaró que, a su entender, por la relación que tiene su marido con los simpatizantes quemeros, no pasaría algo así en su caso. "El vínculo que tiene Pato con Huracán es muy fuerte, sería raro no verlo a Pato en Huracán. Él estuvo en el 2009 y sin embargo se le terminó el contrato, se fue a jugar a otro lugar y los hinchas, más allá de la bronca de no tenerlo en su equipo, no tuvieron esa reacción. Yo no creo que se le pondrían en contra", concluyó al respecto esta paulista de 35 años.

"Yo estoy muy agradecida por Argentina porque he logrado cosas que no he conseguido en otro lado, pero es real que yo nací en Brasil y mi sangre es brasilera", aclaró con respecto a cómo vivió el mundial de Rusia. "Imaginate lo que sufrí, Pato me decía 'no te quiero cruzar'", cerró entre risas, mostrando ese costado "futbolero" que, si bien piensa seguir vinculada a los medios, la llevó a encontrar una veta distinta a través de la representación de jugadores.

Crédito de Fotos: Christian Bochichio/Teleshow

SEGUÍ LEYENDO