Delincuentes desvalijaron el departamento de María Isabel Altavista, hija de Juan Carlos Altavista (famoso por su personaje Minguito), ubicado en Arribeños al 3200, en Belgrano. Todo parece indicar que se trata de un robo entregado ya que ella no se encontraba allí y los ladrones sabían dónde guardaba el dinero y los objetos de valor. El fiscal José María Campagnoli está a cargo de la investigación.

Los encargados de esclarecer el robo sospecharon desde un primer momento del personal que trabaja en el edificio, ya que cuenta con cámaras de seguridad y vigilancia las 24 horas. Gracias a las grabaciones, la tarea de los investigadores fue mucho más sencilla.

Lo principales sospechosos del caso son un portero, uno de los vigiladores y una ex empleada doméstica, que habrían trabajado en conjunto para saquear la casa de Altavista, que es conocida, además, por ser la ex mujer de Miguel Ángel Rodríguez.

Miguel Ángel Rodríguez y María Isabel Altavista
Miguel Ángel Rodríguez y María Isabel Altavista

Según detallaron en Telenueve, las cámaras detectaron a un portero caminando en diferentes direcciones por los pasillos del sexto piso del edificio, donde ocurrió el robo, con una bolsa negra en la mano. Además, en las grabaciones se lo notó muy preocupado y hasta en una ocasión llegó a persignarse.

Minutos antes del robo, las cámaras de seguridad hicieron zoom sobre Altavista, en el instante en el que abandonó su edificio y quedó "liberado" para cometer el asalto. Por este motivo también se sospecha de un personal de seguridad.

La tercera persona investigada, la ex empleada, había trabajado con la hija de Minguito durante diez años, y ahora lo hace en otro departamento del mismo edificio. Su jornada laboral terminaba a las 17 el día del robo, precisamente la hora en la que se cometió el delito. Además, tendría vínculo con los otros dos sospechosos.

Oficiales de la Policía trabajando en el edificio de Altavista
Oficiales de la Policía trabajando en el edificio de Altavista

Por ahora no hay detenidos pero se realizaron varios allanamientos. Al personal de seguridad le secuestraron el teléfono celular con el que se comunicó aquel día, al portero algunos objetos de valor y la ex empleada estaría prófuga.

 

SEGUÍ LEYENDO