Pity Álvarez y una imagen de los incidentes
Pity Álvarez y una imagen de los incidentes

"Yo tenía todas las intenciones de tocar", aseguró Cristian Pity Álvarez sobre su fallido show en el Club Argentinos del Norte, el sábado 7 de abril. Pero no lo hizo. Y aquella noche en San Miguel de Tucumán provocó la furia de los espectadores.

Tras pasar un mes recluido en Mendoza sin querer "hablar con nadie", el líder de Viejas Locas anunció que está dispuesto a presentarse ante el público tucumano, de manera gratuita, "bien temprano" y "para toda la familia". Aunque pide la intervención del productor Luis Salinas, con quien mantiene un enfrentamiento público tras el escándalo, y también la asistencia del Estado provincial.

"Escuchame, boludo, te dije que me cuidaras y no me cuidaste -declaró Pity, explicando qué le diría a Salinas-. Lo mínimo que podés hacer es hablar con el gobernador, el intendente o quien sea, y gestionar un recital gratis en el Parque 9 de Julio".

Y en diálogo con el programa Club 3 de Febrero, de la radio tucumana Fish, agregó: "Claro que yo estaría dispuesto. Sería la forma de pagar la parte que me corresponde a mí, y que la gente sepa que a pesar de haber sido un problema de dinero, yo no toco por dinero: toco cuando se dan las condiciones".

Según confiesa, no haber tocado en Tucumán -subió al escenario cinco horas después de lo pactado- le generó "tristeza y decepción" por "esas ganas de romperla y no poder haberlo hecho". Usó entonces una imagen muy particular: "Como que saliste con tu chica al cine, te dijo 'Quiero que me garches toda cuando lleguemos a casa', y no pudiste llegar a casa".

Álvarez sostiene que viajó en cuatro ocasiones a Tucumán para "hacer avanzadas" sobre la organización del espectáculo, y llegó a reunirse con el comisario que estaría a cargo del operativo. Pero -según su testimonio- encontró en Salinas a "un chico de 28 años que todavía tiene que aprender mucho", y que "no se movía" cuando "había problemas que solucionar".

Pero ¿el inconveniente con Salinas fue por el acuerdo económico?, le preguntaron al músico. "Sí, no te voy a negar que el problema fue de dinero. No tuve la sensación (de que me estaba estafando); lo estaba haciendo", afirmó Pity. Y remarcó que ese día había unas 17 mil personas en el predio, aguardando el show, mientras Salinas declara que vendió entradas para unos 8 mil fanáticos de Viejas Locas.

Al fin, para el cantante esa diferencia "es un montón de dinero" que estaría faltando. Y concluyó: "Me da bronca que ese muchacho no se haga cargo de devolver el dinero de las entradas".

SEGUÍ LEYENDO