Goran Bregovic (Foto: @goran_bregovic_official)
Goran Bregovic (Foto: @goran_bregovic_official)

Las bandas de sonido de las películas de Emir Kusturica llevan su sello. Vendió seis millones de discos (en más de 20 placas lanzadas) a lo largo de una carrera prolífica de más de cuatro décadas. Colaboró con artistas de la talla de Iggy Pop y The Gipsy Kings, pasando por René, el ex Calle 13. Y los fanáticos de La Casa de Papel que busquen la canción "Bella Ciao" encontrarán una versión suya de 2013… ¡preciosa! Con todos esos avales, Goran Bregovic vuelve a nuestro país.

El músico se presentará este jueves 20 en el Teatro Ópera Orbis, a partir de las 20, cuando empezarán a escucharse las canciones de Three Letters From Sarajevo. En su nuevo disco Bregovic celebra la historia de su ciudad de origen (capital de Yugoslavia cuando nació, en 1968, es hoy la de Bosnia y Herzegovina), lugar de encuentro para cristianos, musulmanes y judíos antes de la Guerra de los Balcanes.

Con distintas piezas instrumentales, cada una dominada por un violinista diferente, este compositor contemporáneo -como él mismo se define- realiza un homenaje a las tres religiones. La producción de Three Letters From Sarajevo reúne un elenco de voces de diferentes países, con la participación de la cantante y compositora española Bebe, la cantante y actriz israelí Riff Cohen, el cantante rockero israelí Asaf Avidan y el punk del argelino Rachid Taha.

Bregovic, en el escenario (Foto: @goran_bregovic_official)
Bregovic, en el escenario (Foto: @goran_bregovic_official)

En el disco se transmite esa música tan propia de Goran, que el alma reconoce casi instintivamente y a la que el cuerpo saluda con un impulso irrefrenable por el baile. Compositor y guitarrista (eligió ese instrumento porque "siempre tiene más éxito con las chicas", según confesó), formó su primer grupo a los 16 años, The White Button, tras haber estudiado violín.

Este amante del rock, de madre serbia y padre croata, estudió filosofía y sociología. A finales de los 80 volcó sus composiciones al cine al hacer las canciones de Times of the Gypsies, de Kusturica. Viviendo entonces en una casa del Mar Adriático, la guerra en Yugoslavia cambió la vida de Bregovic y de sus compatriotas. Y el músico debió exiliarse en París.

Fue apenas el punto de partida de un recorrido que lo llevó por todo el mundo y que ahora lo trae de regreso a Buenos Aires, allí donde fue distinguido como ciudadano honorario. Este jueves en el Ópera, con entradas a la venta por Ticketek (www.ticketek.com.ar), encenderá el alma del público, que responderán con ese impulso por bailar. Porque eso provoca Bregovic.

Goran Bregovic (Foto: @goran_bregovic_official)
Goran Bregovic (Foto: @goran_bregovic_official)