Un programa de Telefe le copió los participantes a "El show del problema"

El ciclo de Mariano Martínez aún no comenzó y ya promete polémica, ya que dos de las personas que fueron en busca del amor ya habían estado en pantalla

Primera cita, el nuevo programa de Telefe conducido por Mariano Martínez en el que las personas buscan pareja aún no se estrenó y ya promete generar polémica, ya que dos de sus participantes, ya estuvieron en otro ciclo televisivo.

¿Gente común fanática de pasar por la tele o actores? No se sabe, lo cierto es que dos de las personas que asistirán al programa de citas ya habían pasado por El show del problema, conducido por Nicolás Magaldi.

En el programa del Nueve, Eva de 25 años se presentó como profesora de griego y fue testigo de un caso, declarando a favor de un marido al que la mujer lo celaba por estudiar muchos idiomas: "Estoy dolida por uno de mis mejores alumnos, no quiero que tenga problemas".

Fernando, de 47 años, fue a ver a Nicolás Magaldi por un problema familiar con su ex mujer, a quien le quería sacar la tenencia de la hija que tienen en común: "Cuando la conocí ella trabajaba de una cosa, me fui por trabajo y ahora ella está trabajando de prostituta".

Ahora, ambos aparecieron en las promociones de Primera Cita, donde mantendrán un primer encuentro con otro participante en busca del amor y habrá que esperar el programa para ver cómo se presentan.

El ciclo de Telefe, cuya fecha y horarios de emisión aún no están confirmados, significa el debut de Mariano Martínez en el rol de la conducción.

Esta coincidencia se da justo luego de que en el programa Ojos que no ven, conducido por Andrea Politti en El Trece, se descubriera que varias personas que se presentaron en busca del amor, en realidad ya eran pareja desde hacía años y hasta se mostraban juntos en las redes sociales.

LEA MÁS

Un nuevo engaño en el programa de Andrea Politti: formaron pareja, pero… ¡ya estaban casados!

Engaño en el programa de Andrea Politti: un hombre le declaró su amor 33 años después a una mujer ¡pero era su novia!