La foto de Mario Massaccesi, invitado a "Almorzando con Mirtha Legrand" ¡en 1973!

El conductor tendría que esperar cuatro décadas para volver a sentarse en la mesa de la diva. Mirá la imperdible imagen

Corría el año 1973 y los almuerzos de Mirtha Legrand ya eran furor en la televisión argentina. Un niño llamado Mario Massaccesi cursaba el primer grado en el colegio San Martín en Río Cuarto y, junto con sus compañeros, protagonizó un particular festejo doble por el Día de la Bandera y el Día del Padre.

Mario Massaccesi y Mirtha Legrand
Mario Massaccesi y Mirtha Legrand

Proyectado por Ada Ruth Cuipper de Garay, su maestra de primer grado -a la derecha en la foto-, los alumnos del colegio cordobés realizaron una interpretación de los clásicos almuerzos de Mirtha. A la izquierda se puede observar a una de las alumnas más grandes de la institución, que interpretó a la diva.

En el centro, el joven Massaccesi, de siete años, en el papel de Marcelo Marcote, el reconocido actor argentino que participó en recordadas películas como Rolando Rivas, taxista y Los chicos crecen.

Mario Massaccesi, a los siete años, parodiando uno de los almuerzos de Mirtha Legrand. A la izquierda de la imagen, su compañera de colegio, imitando a la diva. A la derecha, su maestra
Mario Massaccesi, a los siete años, parodiando uno de los almuerzos de Mirtha Legrand. A la izquierda de la imagen, su compañera de colegio, imitando a la diva. A la derecha, su maestra

La imagen fue tomada al momento de la presentación de los invitados. El niño ingresó al "programa" arrastrando un carrito y grito de "¡pomelero, pomelero!": por aquel entonces Marcote ya era un niño famoso y protagonizaba la publicidad de una gaseosa con gusto a pomelo.

Cuatro décadas pasaron hasta que el conductor de Síntesis volvió a sentarse al lado de -la única y verdadera- Mirtha Legrand. La primera vez fue en 2013 y volvió a ser invitado en varias oportunidades. En su visita en enero pasado, recordó algunos aspectos de su humilde niñez: "Mi padre era tornero. Recuerdo un mediodía, nosotros comiendo arroz y mi padre una taza de mate cocido: no alcanzaba la comida para todos. Somos cuatro hermanos y nuestros vecinos nos daban ropa de la temporada anterior. La recuerdo a mi madre, que ya murió, arreglándonos la ropa".

"Cada 6 de enero (por el día de la llegada de los Reyes Magos) era un karma. Nunca tuve el camión de juguete que quería tener, la pelota número 5… Ni hablar de la bicicleta: nunca tuve. Yo soñaba con hacer tele, jugaba a la televisión. Me hacían los auriculares con dos latas de picadillo. Mi padre me había hecho una cámara con cartón y un rollo de papel higiénico como la lente", concluyó.
LEA MÁS:

Fuerte entredicho al aire de Mario Massaccesi con "El Rifle" Varela: "¡Mentira! Levantá la columna"

Las postales del viaje a la India de Teté Coustarot y Mario Massaccesi

Mis 10 libros favoritos: Mario Massaccesi