Las repercusiones sobre la visita de Diego Latorre (48) a Intrusos, donde habló por primera sobre su infidelidad con Natacha Jaitt (41), todavía continúan. Al punto que el sábado, un día después del programa de América, Yanina Latorre (48) terminó discutiendo con su amigo y compañero radial Marcelo Polino.

El periodista sacó el tema -inevitable, por cierto- durante el magazine que ambos comparten en Radio Mitre, Polino Auténtico (él como conductor, ella de panelista). Y así Yanina inició una nueva declaración. "No me afectó que (Diego) fuera a 'Intrusos'. Ni lo decidimos juntos, ni lo mandé yo: me enteré a último momento que iba a ir. Creo que habló porque está cansadísimo, no le quedó otra porque está claro que acá hay ensañamiento".

Aún sin nombrarla, Yanina apuntó a Natacha. "Esta persona está obsesionada y ensañada conmigo. ¡Terminemosla! A mí no me dice gato ni mala madre una mina que se acostó con mi marido. No tiene derecho a insultarme ni arrobarme (en Twitter) todos los días. ¿Qué más quiere? ¿Para qué vuelve a subir todo si nadie la nombró?".

No quiero que quedes como una boluda si aparecen esos audios…

La panelista de Los ángeles de la mañana responsabilizó a los medios por la enorme repercusión del caso y, tras decir que "acá nadie mea agua bendita", aclaró: "Si mi marido es un hijo de puta que me lo pague a mí, no a los medios ni a la Justicia". Fue entonces cuando apareció en escena Soledad Stucal, una ex mucama de la familia que asegura haber sido amante de Diego. Yanina desechó su testimonio de inmediato.

Algunas preguntas que me hacés son acusatorias

Polino aportó sus reparos: "En el medio, lo de la mucama ya se sabía desde hace un mes". "Pero es todo armado: quiere plata. Es mentira, te lo digo posta", retrucó Yanina. El periodista insistió sobre la presunta existencia de audios que probarían ese supuesto vínculo, y le dijo, más como amigo que compañero: "No quiero que quedes como una boluda si aparecen esos audios…".

Acá no se habla más del tema, ni para bien, ni para mal. No quiero quedar como un verdugo

Una tanda publicitaria obligó a interrumpir la charla. Minutos después, otra vez salieron aire. Polino avisó que Yanina no hablaría más del tema, al menos no por este sábado, al menos. Y la panelista -ahora usando frases más cortas y separadas por silencios más amplios- visualizó su enojo: "Estoy cansada de que me acusen". "¿Acá te acusamos?". "Algunas preguntas son acusatorias. Cómo me decís algunas cosas, no me gusta".

 
Acá, en este programa, no se habla más de tu vida

"Yo no te acuso de nada. Vos mediatizaste el tema, ¿yo qué hice de malo?", se defendió Polino. "Das vuelta lo que estoy diciendo", acusó Latorre, dando lugar a una serie de reproches cruzados que recién terminó con un descargo del conductor. "Te pido disculpas si te incomodé con alguna pregunta. Yo quedo en un lugar horrible… Quizás todos los que te rodean te lo dicen por atrás y no te lo preguntan en la cara, todos los que dicen ser tus amigos. Acá, en este programa, no se habla más de tu vida. No quiero quedar como un verdugo. No fue mi intención molestarte. Me mandás un tema, por favor", le pidió al operador.

Al retomar el programa, Polino ya no hizo referencia alguna a la discusión. Yanina tampoco.

LEA MÁS: