"Yo quiero ser famosa", escribía (o mejor dicho decretaba) todos los días, en el espejo empañado del baño, Caro Domenech (17). Dicen que si algo se desea fuerte, se cumple, y así fue su caso. El momento revelador en el que se dio cuenta de que quería ser actriz fue cuando vio a su mamá en un escenario. A los doce debutó en Aliados, de la mano de Cris Morena, y hoy, con un futuro prometedor, brilla en el teatro.

Ella es Victoria en Desprincesada, la aventura de ser yo, la obra musical que protagoniza con su novio, Simón Hempe, Ana Acosta, Hernán "Curly" Jiménez, Emiliano Rella, Alejandro Paker y elenco en el Konex. "Mi personaje es una princesa que tiene miedo, pero que está segura de lo que quiere y está descubriendo algo completamente nuevo con ayuda del 'hado padrino'", dijo Caro a Teleshow.

Hubo un momento de quiebre en la vida de Caro, fue cuando decidió que su camino iría por las tablas: "Una vez la vi actuar a mi mamá y dije 'quiero hacer eso'. Todos los días después de ducharme, en el espejo empañado escribía 'quiero ser famosa'. A partir de ahí mi familia me llevó a estudiar teatro hasta que llegaron los castings".

En el 2013 se puso en la piel de Devi, de la mano de Cris Morena en Aliados. Caro define la experiencia como "increíble": "Cuando me dijeron que había quedado, empecé a correr por toda la casa, saltar, jugar. Era el comienzo de un sueño cumplido".

Al principio las cosas no fueron fáciles, ya que la joven actriz, que aún está en la secundaria, debió cambiar de colegio, lo que le generó cierta incertidumbre: "Fue un camino difícil, me costó dejar a mis compañeros de toda la vida. Fue un golpe fuerte pero mis nuevos compañeros me bancan, me fui adaptando y ahora estoy feliz".

Muchas veces trabajar y estudiar con 17 años es cansador, pero Caro entiende que es parte del sacrificio que tiene que hacer por vivir de lo que ama. Además, en su casa siempre le insistieron en que más allá del teatro o la tele, la prioridad era la escuela.

Con más de 300 mil seguidores en Instagram y otro tanto en Twitter, sabe que lo que ella hace puede influir en las chicas que la siguen, es por eso que siempre se muestra tal cual es y trata de "no subir cualquier cosa" a las redes. Sobre los críticas negativas de quienes se escudan en el anonimato, dijo: "Hay mucha envidia, ya tengo incorporado pasar los comentarios malos por alto".

A pesar de su corta edad, está hace un año y nueve meses en pareja con Simón Hempe, su compañero en la obra. ¿Qué dijo él sobre cómo es trabajar juntos? "Es genial, me encanta y me pone feliz. Aprendo de ella y ella de mí. Está bueno; en nuestros tiempos libres ensayamos, repasamos y hablamos de la obra. Lo vivimos así, somos chicos, nos encanta hacer lo que nos gusta y para mí es un sueño trabajar con ella".

LEA MÁS: