Un giro inesperado en el caso del robo de joyas a Mirtha Legrand

Una persona identificó a dos de los autores materiales del hecho. Desde el entorno de “La chiqui”, aseguraron a Teleshow que lo toman con cautela ya que se trata de un anónimo

La fiscal Dafne Palopoli, que investiga el millonario robo de joyas a Mirtha Legrand, reveló que recibió un mensaje de un anónimo en el cual se identifica a dos de los presuntos autores del episodio. Además, dicho informante indicó que la novia de uno de los ladrones tiene el anillo de casamiento de la diva.

Según pudo saber Teleshow, desde el entorno de la figura de El Trece toman con cautela este giro en la causa ya que se trata de un anónimo.

De todos modos, Palopoli le pidió a la jueza Ana Dieta de Herrero incorporar como prueba el anónimo y llamar como testigos a las novias de los ladrones identificados, que perdieron la vida tiempo después de este hecho.

Después de que la querella -representada por los abogados Mariana Gallego y Alejandro Morreale-, y los letrados defensores Hugo Icazati y Albino Stefanolo- no se negaran, la jueza decidió sumar el anónimo como prueba y ordenó citar a las novias como testigos de los presuntos ladrones.

Marcos Andres Berón González y Maximiliano Castany son los hombres señalados como autores del robo por este informante anónimo.

Previo al inicio de la última audiencia por el robo a la conductora, la fiscal Palopoli logró hallar el expediente donde se detalla el homicidio de Berón González, investigación que estuvo a cargo del fiscal Marcelo Roma. El joven fue encontrado asesinado de un tiro en la cabeza el 18 de junio de 2011, seis meses después del robo a Legrand. El cuerpo estaba en el interior de un Audi A4, que figuraba a nombre de su novia, según fuentes judiciales.

El informante anónimo también manifestó que hubo otros dos delincuentes que participaron en el robo que sufrió Legrand, pero advirtió que prefiere no identificarlos porque están "vivos". Además, en la carta que le llegó a Palopoli, redactada en computadora, se afirma que "la mucama (por Lina Díaz, ex empleada de Legrand y acusada de ser partícipe necesaria del hecho) les dio las llaves de la casa de la vieja a los ladrones".

El millonario robo de joyas sucedió en diciembre de 2010 en el departamento que la diva tiene en avenida del Libertador al 2800, en Palermo. En la causa hay tres acusados: Lina Díaz, ex empleada de "La Chiqui", y el hijo y el esposo de la mujer, Orlando Jiménez y Jorge Petrak, respectivamente. Ellos están acusados de ser partícipes necesarios del hecho, agravado por el uso de armas.

Para la acusación, los tres sospechosos fueron clave para el robo: le entregaron a los tres delincuentes las llaves de entrada del edificio donde vive Legrand y las llaves de entrada de la puerta de servicio de la propiedad. También habrían brindado información vital sobre la ubicación de la caja fuerte del departamento.

LEA MÁS:

Mirtha Legrand reveló su edad por primera vez: "Sigo siendo coqueta"