¿Ya perdieron la cuenta? Sí, una vez más Candelaria Tinelli intervino su cuerpo con tinta china y colores. Esta vez en negro, con el arte del tatuador Gusty López, quien le realizó un exótico dibujo: un cuchillo goteando sangre. "¡Gracias por la buena onda!", escribió el artista en su cuenta de Instagram tras realizarse el tattoo.

Ella, por su parte, lo nombró en los videos y fotos que subió a las redes sociales. Mientras la estaban tatuando, mostró el proceso: el antes y el después de pintarlo. Minutos antes, subió una foto de las agujas esterilizadas con las que López iba a trabajar.

El lugar elegido fue su pierna izquierda, en la parte inferior, muy cerca del tobillo. Con corazones dibujados alrededor posteó la obra terminada: ¡un cuchillo asesino! Esperemos que no se tome demasiado en serio este diseño.

Quienes la sigan en Instagram, sabrán de la capacidad que tiene para seducir con selfies ratoneras y provocativas. Esa no es su única gracia ya que con los tatuajes motiva e inspira, por ejemplo a su mamá, contagiada de esta moda.

LEA MÁS: