Lizy Tagliani, íntima en su camarín: "Me gustaría casarme en mayo"

Minutos antes de salir al escenario con su exitosa obra “Liberate” en el Teatro América de Mar del Plata, dijo a Teleshow: “Me siento una una chica travesti y no me pesa”. Y confesó que ¡perdió su anillo de compromiso en la playa!

"No me esperaba ni me imaginaba este éxito". En medio de una complicada temporada teatral en todo el país, la obra Liberate de la -cada vez más- popular Lizy Tagliani se perfila a terminar en el podio de los shows con más recaudación en Mar del Plata. Después de un año con mucha presencia en televisión y un breve paso por el Bailando, es una de las artistas más buscadas de "La Feliz". Pero el éxito no le quita el sueño.

Lizy Tagliani
Lizy Tagliani

"Nunca me preocuparon los números. Quiero tener la sala llena porque es plata para el bolsillo y los productores están contentos y es más trabajo. Pero no me estresa qué pasa con los demás shows. Prefiero que todos estemos llenos, cada uno con su sala, ya sean más baratos o más caros, que cada uno haga lo que quiera. Porque de esa manera la gente sale contenta del espectáculo. Está bueno que haya gente y no que una sola compañía esté a full", explicó Lizy, en la intimidad de su vestuario, a Teleshow.

Sincera, directa, auténtica -pero no "transparente", ya que a ella no le gusta ese calificativo-, la peluquera y humorista explicó por qué, si bien todos la conocen por su nombre artístico, en su DNI sigue siendo Edgardo Luis Rojas.

-¿Tenés DNI de mujer?
-No. Tengo que rectificar la partida de nacimiento en el Chaco, en primer lugar. En segundo, también por vagancia, detesto tener que hacerme el documento y después (cambiar el nombre en) la obra social, rentas, ABL, el gas, todo. Y la vida es otra cosa. Un día dije "soy Lizy", si me preguntan me llamo Lizy y listo.

-Entonces, ¿un documento de mujer no te hace mujer?
-Depende de la cabeza y de los sentimientos de cada uno. Yo no lo necesito, cuando voy a hacer un trámite me dicen "Rojas, Eduardo Luis". Y yo les digo "si no te molesta me gustaría que me digan Lizy o me llamen por el apellido en el transcurso de esta conversación porque soy una chica trans". Y nunca tuve problemas.

-Entonces pertenecés al colectivo gay, no a la población de mujeres…
Soy una mujer trans, por llamarlo de alguna manera. Pero con una mano en el corazón, primero soy trava. No me importa que se enojen, si quiero ser trava soy trava, me siento una chica travesti y no lo veo mal. Como estoy en un medio y eso implica también educar o explicarle al resto de la sociedad que se puede colaborar con el resto de mi colectivo trato de decir que soy una chica trans, que me tenés que tratar de femenino, lo básico… Yo estoy feliz.

Me siento una chica travesti y no lo veo mal

Asimismo, la actriz también tiene lugar para el amor en su vida. Muy enamorada de su pareja, el peluquero Federico de Nichilo, confesó que viven un gran momento personal y que hay planes de casamiento. Pero tuvo un "pequeño" percance: ¡perdió su anillo de compromiso!

-¿Y tu corazón cómo está?
En el mar perdí el anillo de compromiso, (Federico) se va a enterar por acá. Por ahora hay compromiso nada más. Pero me gustaría casarme… ¡A él más! A mí me da vergüenza. Capaz en otro momento vienen todos a mi casamiento, no me molestaría, pero hay cosas que no me gustan hacerlas para las revistas. El documento por ejemplo… Políticamente me han llamado y me dijeron "te damos todo por la foto". Pero yo quiero todo por mí, no por la revista.

En el mar perdí el anillo de compromiso

-¿Dirías con orgullo que te casás por el matrimonio igualitario?
-Cuando uno tiene que andar utilizando los términos legales es porque anda en la ilegalidad, tiene que demostrar que es una persona legal. Cuando las acciones que cometés no son ilegales, decís como se te cante: me caso y punto. Si me caso, me casaría un 19 de mayo porque es el cumpleaños de mi mamá y es una manera de tenerla presente, es algo que me gustaría que sea para ella. Creo que se pondría feliz si me casara en esa fecha, y si no se pone feliz, más muerta no va a pode estar.

Con el humor que la caracteriza y la seguridad de ser quien es, Lizy está lista para brillas en el escenario y dejar al rojo vivo las palmas de todos los que la siguen. Sí, la misma Lizy que hace no tantos años les cortaba el pelo a los famosos: "No sé cómo hice para 'no comerme el personaje'. Es que no tengo ningún personaje. La verdad es que eso de 'ser yo misma' me daba miedo de que me sacara de este lugar. No pensaba que ser yo me iba a dejar acá. Yo no cambié nada".

 

Por Fernando Prensa