Michael Bublé renunció a ser el anfitrión de la 37º entrega de los premios Brit a lo mejor de la música, que se celebrará el 22 de febrero en la 02 Arena de Londres. La decisión la tomó en el marco de la promesa que hicieron tanto él como su mujer, Luisana Lopilato, de no volver a la actividad profesional hasta que su hijo de tres años, Noah, mejore en su lucha contra el cáncer.

Michael Bublé y su hijo mayor, Noah
Michael Bublé y su hijo mayor, Noah

El cantante canadiense había confirmado su presencia en la conducción del evento en octubre del año pasado, según la BBC. Sin embargo, después de los problemas de salud de público conocimiento de su hijo mayor, los productores le dieron "el tiempo necesario" para confirmar su presencia. Finalmente, decidió bajarse.

"Fue una decisión difícil pero Michael ha decidido abandonar su papel de anfitrión de los Brit Awards. Debido al respeto que le tenemos a Michael y a sus productores les dimos el tiempo necesario para tomar una decisión, lo cual ellos comprendieron enteramente", indicó una fuente a la Revista People.

Bublé y Lopilato, que también son padres de Elías, de un año, han cancelado todos sus compromisos laborales para abocarse de lleno al cuidado de Noah. El actor Guillermo Francella, muy cercano a la familia, contó que el pequeño respondió bien a la primera etapa del tratamiento: "Parece que está mejor, que respondió bien el nene, que se redujo el tumorcito".

 

LEA MÁS: