Series en un minuto: segundas temporadas no tan buenas

¿Qué pasa cuando la nueva temporada nos decepciona? Nos convertimos en espectadores muy exigentes y esperamos el mismo nivel. Aquí tres ejemplos de ficciones que no alcanzaron el clímax en sus segundas entregas

"La primera vale oro" es una de las verdades indiscutidas del juego de cartas truco. Pero cómo lograr mantener la atención del público a lo largo de los años, tiene el valor de un diamante.
Sin dudas el impacto de un gran inicio de una serie marca el ritmo y la expectativa que tendremos ante una segunda temporada. Tal vez haya sido lo que le sucedió a la gran producción de HBO, True Detective, que nos regaló una primera temporada exquisita con el gran guionista Nic Pizzolatto a la cabeza, y la gran producción de Cary Joyi Fukunaga. Matthew McConaughey logró el papel que lo marcaría para siempre -muchos afirman que el Oscar que ganó en ese mismo años por Dallas Buyer Club se debe en gran medida por su detective Cohle en la serie-y junto a Woody Harrelson hicieron una dupla perfecta.

La llegada de la segunda temporada fue aguardada por los seguidores con mucha expectativa. Colin Farrell, Vince Vaughn y Rachel McAdams en los roles principales, hicieron imaginar a la audiencia que iban por más. Pero lamentablemente la historia no resultó atractiva, a pesar de las buenas actuaciones. Plagada de clichés, la segunda parte de True Detective naufragó en un ideal que varios intentaron rescatar, pero no hubo forma.

The Knick comenzó en 2014 con Clive Owen como protagonista, y con la producción de Steven Soderbergh. Ambientada en un hospital de principios del siglo pasado, la trama en su primera temporada giró alrededor del trabajo de los médicos con escasos recursos, y la falta de higiene en una ciudad que estaba dando sus primeros pasos. La segunda temporada viró más hacia las historias personales-algunos la señalan como un culebrón- y la esencia de la primera entrega se fue diluyendo.

Por su parte Better call Saul, la serie que surgió como un spin off de Breaking Bad, logró una primera temporada correcta. Tanto la serie como su protagonista, Bob Odernik, consiguieron nominaciones a los premios Emmys y, dentro de la inevitable comparación con el espíritu de Breaking…, obtuvo la aceptación del público. Pero la segunda emisión no logró cubrir las necesidades de la trama de los seguidores de Saul Goodman que tanto nos había conquistado. A pesar de todo, Better. regresará el año próximo con una tercera temporada de 10 episodios.