En Mendoza suspendieron un recital de Gustavo Cordera

Gustavo Cordera tenía previsto brindar un show el Día del Estudiante en Mendoza. Sin embargo, fue suspendido luego de que la polémica que el cantante generó por unos dichos sobre los abusos sexuales. "Hay mujeres que necesitan ser violadas para tener sexo", había declarado durante una charla con estudiantes de la escuela de periodismo TEA.   

Beatriz Martínez, presidenta del Concejo Deliberante de ciudad de Mendoza, fue la encargada de comunicar la decisión. "No quieren a Cordera, y menos relacionado con el nombre de la municipalidad", aseguró, según publicó el diario Los Andes.  Además, Martínez explicó que le resultaron dolorosas las afirmaciones de Cordera y las repudió "como funcionaria y como mujer", informó el sitio Diario Uno.

El cantante había pactado realizar esta presentación en la provincia, tras llegar a una conciliación extrajudicial con la municipalidad por el episodio ocurrido en 2003 durante un recital de Bersuit Vergarabat, que se realizó en el estadio Pacífico. Un joven, llamado Pablo Cordero, sufrió politraumatismos y un paro respiratorio en una avalancha en el show. 

Por este hecho,  la Corte Suprema de Mendoza ratificó un fallo de la Cuarta Cámara en lo Civil que en su momento condenó a La Bersuit, al club Pacífico y a la Municipalidad de la Capital a indemnizar en $1,8 millones, lo que se acrecentó por el pago de intereses a la familia del joven accidentado por daños y perjuicios.

Ese dinero fue proporcionado en su totalidad por la Municipalidad. Cordera se presentó de manera voluntaria para llegar a una conciliación por la demanda civil. Acordó la realización de un espectáculo gratuito y una clínica musical organizada por el municipio que sería a beneficio de los estudiantes de música de la ciudad de Mendoza.

Luego de que se desatará un escándalo, el músico admitió que se había equivocado, aunque aclaró que sus palabras fueron descontextualizadas, ya que en el taller de periodismo le pidieron que provocara a los estudiantes con sus declaraciones y generara disenso, como si fuera un ejercicio de "psicodrama".