Es gigante, tiene ojos vidriosos color oscuro y mete miedo: Eli Roth podría ser, él mismo, un personaje de unas de sus películas de horror extremo. Sin embargo, apenas empieza a conversar se descubre una persona amable, simpática y, sobre todo, apasionada por el género que cultiva.

Tras una decena de filmes cargados de suspenso, sangre y tripas, ha dado un giro a su carrera con La casa con un reloj en sus paredes, un largometraje destinado a la familia y producido por Steven Spielberg. Una aventura de género fantástico en la línea de clásicos como Goonies y Gremlins.

Roth pronuncia muy bien el castellano. Estar casado con la actriz chilena Lorenza Izzo ha ayudado a perfeccionar su español. "No me quedaba otra, en las cenas familiares me quedaba afuera de todas las conversaciones", dice luego del elogio por sus progresos con el idioma.

La Casa con un reloj en sus paredes es muy distinta a otras de tus filmografías. ¿Por qué aceptaste hacerla?

—Mis directores favoritos son Sam Raimi, Peter Jackson

—Las películas son como una puerta…

—Si te gustan las películas de terror y querés que también les gusten a tus hijos, no puedo mostrarles IT o The Nun; es Gremlins. Yo quiero hacer una película para introducir a los niños a las películas de terror. Es una película para toda la familia. Y es divertida, no es de terror, terror.

—¿Cuál es la diferencia entre trabajar en una película independiente de terror o en una película grande como esta?

—En las películas independientes con cuatro millones, pienso: "Okey, tengo 35 días, dos días para este asesinato". Ahora, yo quiero una calabaza que ataque… Eso es caro. Spielberg me decía que es buena idea… Filmar con los recursos de un estudio es fantástico. Yo quiero filmar películas con Guillermo del Toro, Tim BurtonTerry Gilliam y no lo puedo hacer con un millón de dólares, necesito los recursos.

Además de seguir rodando cintas de largometraje, Roth prepara una serie documental sobre la historia del horror, un ciclo en el que contara con el testimonio de los más grandes exponentes del género. "Estoy tan emocionado —nos dice—. En Historias de Terror tenemos a Stephen King, Tarantino, Jordan Peele… Es realmente muy divertido. Te va a encantar".

SEGUÍ LEYENDO