Tras destacarse en siete temporadas de la serie de motoqueros Sons of Anarchy y convertirse casi en un actor de culto, Charlie Hunnam se ha transformado en uno de los artistas más cotizados de su generación.

Papeles en películas como Titanes del Pacífico, o la inminente The Lost City of Z, han sido el preámbulo de este, su primer gran protagónico en El Rey Arturo: La leyenda de la Espada.

Fascinado desde niño con Excalibur, Charlie tuvo que luchar y convencer a Guy Ritchie, para conseguir el papel principal. Una pelea que valió la pena y que lo presenta como un Arturo moderno y carismático, acorde a los gustos de las nuevas generaciones de espectadores.

En Nueva York, nos recibió a solas para contarnos más sobre el proceso de composición en esta espectacular nueva cinta que fusiona acción, magia y caballería.