Monica Farro y Cecilia Oviedo, víctimas de la inseguridad