Alex Caniggia contó lo bueno y lo malo de ser hijo de Claudio