El chiste de Dieguito Fernando sobre su fanatismo por el fútbol: ¿de qué club es hincha?

El nene de ocho años acompañó a su mamá, Verónica Ojeda,. a una nota que brindó en Fantino a la tarde

Dieguito Fernando y Verónica Ojeda
Dieguito Fernando y Verónica Ojeda

Invitada a Fantino a la tarde, Verónica Ojeda habló de cómo era su vida antes de conocer a Diego Maradona, su historia de amor y de los últimos días del ídolo. Pero además, antes de comenzar la entrevista, el conductor habló con Dieguito Fernando, que reveló para sorpresa de todos, de qué cuadro es hincha.

“¿De qué cuadro sos Dieguito?”, le preguntaron al pequeño luego de que Alejandro Fantino lo hiciera pasar con su mamá a saludar antes de comenzar la nota propiamente dicha y él respondió: “¡De River!”. Ante la sorpresa de todos, Ojeda interrumpió rápidamente: “¡De Boca!”. Entonces el nene se explicó: “De Boca”. En ese momento, el conductor agregó: “Tiró un mal chiste… nos habíamos quedado mal”.

El nene de ocho años también aclaró que se trataba de un chiste. Además, Luis Ventura habló sobre sus intenciones de fichar al hijo menor del Diez en Victoriano Arenas, el club del cual es entrenador, pero su mamá aclaró que él juega en Tristán Suárez.

“¿Estás estudiando?”, preguntó el conductor y él contó que sí: “Estoy estudiando por Zoom, con la seño, con compañeritos y mi mamá, me acompaña”, dijo y cambiando de tema agregó: “Ayer comí pulpo”.

Antes de ir a maquillarse para la entrevista Ojeda saludó a los panelistas del ciclo de América y resaltó que con Luis Ventura tiene una relación. “Nosotros hablamos con frecuencia, siempre hablo con los protagonistas”, había dicho él y ella extendió: “Tengo una amistad con Luis y la familia, hablamos delos hijos, como están los chicos, hay buena relación”.

Luego, en el mano a mano con Fantino Verónica volvió a hablar de su hijo y de cómo es el día a día sin la presencialidad en las escuelas: “El zoom es complicado porque estamos en Ezeiza, no hay presencial, comienza a las 13 y termina al las cinco de la tarde, a veces antes y tenés que estar con él, tiene una maestra especial pero estoy con él, estoy haciendo tercer grado de vuelta. Tenes que escuchar a 30 niños de ocho años diciendo seño, seño, explícame, seño no entiendo. Dieguito, no es porque sea mi hijo, pero está siempre atento, es competitivo y quiere terminar las cosas antes que todos”.

(@veruojeda25)
(@veruojeda25)

Además, habló de su reencuentro con el ídolo: “Yo hacía mucho que no lo veía (a Maradona). Después de volver de México no lo vi más. En pandemia conseguí el teléfono, lo llamé y le dije: ‘Dieguito te quiere ver’. Él me dijo que yo me había borrado y que no lo dejaba que viera a Dieguito. Le contesté que no era así, que no era verdad, que le habían mentido. Que si quería ver a Dieguito, lo podía ver tranquilamente y se lo llevaba ese mismo día. Ahí volví a tener comunicación con él y Mario (Baudry, su actual pareja) me ayudó a entrar al country donde vivía, en Bella Vista”.

“Cuando lo vi no estaba bien. Me impactó... Era un hombre al que no lo reconocí, estaba muy hinchado, tenía la tez pálida, con el cutis muy seco. Lo vi adentro de un auto. En ese momento no me dejaban entrar por la pandemia. Ya la segunda vez pude entrar, hice flor de lío para entrar. Ese día le dije: ‘Diego, no podés estar así, no podés estar con esta gente’. Se lo decía delante de ellos, de todos los custodios”, agregó.

Para Verónica, se podría haber evitado la muerte del padre de su hijo: “Creo que si hubiesen hecho un poco más de esfuerzo y ganas, a Diego lo teníamos acá todavía. Cuando lo internaron en la clínica tuve que ir con un abogado porque no me dejaban entrar. No me estoy justificando ni haciéndome la pobrecita. Quería saber lo que decían los médicos, adónde lo llevaban, qué iba a pasar, quería estar presente. En todo el lapso de pandemia, Dieguito y Diego eran uno. Era la única personita que lo hacía vivir todos los días”.

SEGUIR LEYENDO: