Jennifer Aniston, Sandra Bullock, Uma Thurman y Eva Longoria: cuando las estrellas de Hollywood también son víctimas de la infidelidad

Ninguna celebridad está exenta de padecer una de los males de cualquier pareja: el engaño amoroso

Jennifer Aniston, Sandra Bullock, Uma Thurman y Eva Longoria
Jennifer Aniston, Sandra Bullock, Uma Thurman y Eva Longoria

Un dicho gitano asegura que de la muerte y de los cuernos nadie se salva. El planeta Hollywood suele regalarnos imágenes glamorosas de sus estrellas, sin embargo ya se sabe que no todo lo que reluce es oro. Muchas actrices padecieron la traición amorosa de sus parejas. Al verlas padecer, se agradece integrar el grupo de los anónimos. Si es difícil atravesar una infidelidad, mucho más lo es cuando se entera medio mundo. Breve repaso de las actrices a las que les rompieron el corazón.

Jennifer Aniston y Brad Pitt

 AP 163
AP 163

En septiembre de 1999, Brad Pitt y Jennifer Aniston posaban felices en la antesala de los premios Emmy y confirmaban al mundo su romance. Los dos habían comenzado su camino imparable hacia el megaestrellato. Ella como la Rachel de Friends y él como el actor más lindo del momento pero que en la pantalla grande demostraba que era mucho más que una cara bonita.

En cada presentación pública se los veía relajados, felices, divertidos… No era para menos, tenían todo lo que quieren todos: salud, dinero y amor. Y además trabajos interesantes, éxito, fama, belleza, juventud, y en el caso de Aniston, ¡hasta un pelazo sin frizz!

La pareja de oro (dpa files) -
La pareja de oro (dpa files) -

Convertidos en los novios más populares de América, el 29 de julio de 2000 se casaron. Nada parecía arruinar el futuro, pero a fines de 2004 Pitt fue convocado para protagonizar la película Sr. y Sra Smith. Su coprotagonista era una actriz sexy que el año anterior se había separado de Billy Bob Thorton. Ella era Angelina Jolie.

En medio de la filmación comenzaron a arreciar los rumores acerca de una explosiva atracción entre Angelina y Brad. Jennifer, al menos en público, no emitía palabra y en privado parece que tampoco. El amor a veces es realmente ciego. Años después, y ya separada, confesó en la revista Vogue: “Sentí que había detalles, situaciones un poco inapropiadas, para discutir. Esas cosas sobre como que no podía esperar para ir a trabajar todos los días”.

Cómplices y felices hasta que apareció Jolie
Cómplices y felices hasta que apareció Jolie

Cuando terminó la filmación, y después de siete años juntos, el matrimonio anunció su separación. Las primeras fotos de Jolie y Pitt felices y enamorados se conocieron apenas tres meses después.

Con el divorcio consumado y la autoestima por el suelo, Jennifer no salió a despotricar contra la mujer que se llevó a su marido. Tampoco sacó a la luz las miserias o defectos de su ahora ex. “Nos deseamos cosas maravillosas. Ninguno hizo nada mal. Es que a veces esas cosas pasan. Si solo la gente pudiera detener esa basura de novela que creen que existe entre nosotros. Por favor, más crédito para estos humanos”, comentó Aniston al Hollywood Reporter en 2015. Y quizás ahí radica el secreto de una buena separación. Recordar con una sonrisa lo que se compartió, pero jamás olvidar por qué se terminó.

Sandra Bullock y Jesse James

infobae-image

La actriz que protagonizó más de 40 películas siempre fue muy reservada sobre sus amores y desamores, pero algunos trascendieron.

Durante la grabación de la película Love Potion N° 9, en 1990, se enamoró de su colega Tate Donovan. Para el estreno del filme, en 1992, ya estaban comprometidos. Pero dos años después se separaron y el galán blanqueó su romance con… Jennifer Aniston.

La simpática morocha luego tuvo un vínculo de amigovia con Matthew McConaughey. Vivió una relación similar con Ryan Gosling, donde la diferencia de edad -ella tenía 37 y él 22- no parecía importar. “Somos solo amigos. Aunque agregarle el ‘solo’ podría ser una mentira, así que simplemente voy a decir que somos amigos”, decía cómplice pero sin confirmar del todo.

Ryan Gosling y Sandra Bullock en el Festival Cannes,
Shutterstock
Ryan Gosling y Sandra Bullock en el Festival Cannes, Shutterstock

Después de Gosling, Sandra comenzó en 2004 una relación con el productor, actor y fabricante de motocicletas Jesse G. James. El amor fue fulminante y un año después, el 16 de julio de 2005, se casaron en una ceremonia privada. La actriz además aceptaba feliz a los hijos de su pareja, Chandler y Jesse Jr., fruto del primer matrimonio, y Sandy, la hija que tuvo con su segunda esposa, la ex actriz porno Janine Lindemulder. Comprometida con su nueva familia, cuando la madre de la nena quedó detenida durante seis meses por evadir impuestos, junto a su esposo peleó y ganó la custodia de Sandy,

Jesse James y Sandra Bullock
Shutterstock
Jesse James y Sandra Bullock Shutterstock

Parecía que Sandra había encontrado a su compañero ideal. “Nunca me había permitido ser querida o protegida de esta manera en una relación… No es una casualidad que mi trabajo mejoró en el minuto que lo conocí: no puedo fallar porque tengo mi hogar. De acá a diez años espero que estén en mi casa las mismas personas que están ahora”. Pero el esposo con nombre de forajido parece que andaba en otra y con otra.

En marzo de 2010, la actriz famosa vivía un momento soñado pero la mujer común soportaba una pesadilla. Como la primera ganaba un Oscar por su protagónico en la película Un sueño posible, pero como mujer padecía la infidelidad de su pareja. Algo se intuyó porque fue a la premiación acompañada por James pero en su discurso solo tuvo palabras para “las madres que se hacen cargo de bebés o de niños, no importa de dónde vengan”.

Tan solo diez días después, Touch Magazine publica un artículo titulado “La última traición”, con una entrevista a la modelo y tatuadora Michelle Bombshell McGee, quien aseguró estar en una relación de once meses con James. Todo había comenzado cuando Bullock estaba grabando la película por la que ganó su premio Oscar. Según el testimonio de Michelle, su marido la seguía engañando.

Bullock vivió la separación en medio de la adopción de su hijo.
Bullock vivió la separación en medio de la adopción de su hijo.

No había pasado un mes del escándalo que otras dos mujeres confesaron haber tenido amoríos con James: la bailarina Melissa Smith y la fotógrafa Bridgitte Faguerre. Ambas sabían que estaba casado.

Bullock pidió el divorcio pero también demostró su fortaleza. Con James había iniciado los trámites para adoptar un niño y le avisaron que un bebé afroamericano la aguardaba. Decidió criarlo sola. La maternidad resignificó su vida y en 2015 adoptó a Laila, de tres años, procedente de un orfanato estatal.

Durante varios años, quizá porque “el que se quema con leche cuando ve una vaca llora”, Bullock no formó pareja y se dedicó solo a su familia. Pero en 2015 apareció en su vida Bryan Randall y desde entonces están juntos. Randall no la enamoró con promesas sino con un vínculo amoroso con sus hijos. La actriz, que al menos en público nunca perdió la sonrisa, parece que por fin encontró alguien que conoce el significado de la lealtad.

Uma Thurman y Ethan Hawke

Aunque nunca tuvo una popularidad tan grande como Bullock o Aniston, Uma Thurman siempre fue considerada una de mujeres más sensuales e interesantes del mundo, tanto que Quentin Tarantino aseguró que “está a la par con Garbo y Dietrich en el terreno de las diosas”. Si algunos dudaban de sus dotes como actriz había unanimidad sobre su belleza. Por años fue cara de una de las marcas de cosméticos más prestigiosas.

Rubia, de tez muy blanca y dueña de una figura armoniosa con 1,80 de altura, no pasa desapercibida 162
Rubia, de tez muy blanca y dueña de una figura armoniosa con 1,80 de altura, no pasa desapercibida 162

En 1998, mientras filmaba Gattaca, se enamoró de Ethan Hawke. La pareja no podía ser más atractiva. Bellos, jóvenes, exitosos y con una mezcla exacta de “soy un capo pero no me la creo”. Daban ganas de ser ellos aunque sea por un ratito. Eran tan cool que su casamiento no fue bendecido por un sacerdote ni un rabino sino por el Dalai Lama. Tuvieron dos hijos tan bonitos como sus padres.

Luego de cinco años de matrimonio, Thurman se fue a rodar una película a Vancouver y Hawke, otra a Montreal. Cuando nadie lo esperaba aparecieron fotos del actor besando a la modelo Jen Perzow.

Según Hawke una de las cosas ‘maravillosas’ del divorcio es que hace que te acerques más a tus hijos: (Grosby Group)
Según Hawke una de las cosas ‘maravillosas’ del divorcio es que hace que te acerques más a tus hijos: (Grosby Group)

Thurman lejos de abandonar el bote, prefirió seguir remándola. Dando muestras de una apertura mental a prueba de traiciones minimizó todo con un “es mejor estar con alguien que te mete los cuernos que con alguien que no tira la cadena del inodoro”.

A pesar de su deseo, los rumores de infidelidad siguieron, y en 2005 la pareja se divorció. Supuestamente Hawke mantenía un romance con Ryan Shawhughes, contratada como niñera, algo que el actor negó. Sin embargo, en 2008 se casaron, cuando Ryan ya estaba embarazada de Clementine.

Thurman confesó que después del divorcio, su “autoestima estaba bastante destrozada”. Pese a los pesares volvió a apostar por una pareja junto al empresario francés Arpad Busson. Juntos fueron padres de Rosalind Arusha Arkadina Altalune Florence Thurman-Busson, a la que para simplificar, llaman Luna.

La pareja de Uma Thurman y el financista Arpad Busson tampocó terminó bien (Reuters) 162
La pareja de Uma Thurman y el financista Arpad Busson tampocó terminó bien (Reuters) 162

En 2017 se separó. Según declaró ante el juez, el hombre casado con una de las mujeres más deseadas del mundo era adicto a las prostitutas.

Eva Longoria y Tony Parker

Eva Longoria es una de las mujeres más sensuales del espectáculo
Eva Longoria es una de las mujeres más sensuales del espectáculo

La morocha no era solo una de las estrellas de Amas de casa desesperadas, la serie éxito del momento, también figuraba en todas las listas de “las más bellas”. Sus rasgos latinos la hacían el objeto de deseo de muchos, entre ellos el basquetbolista Tony Parker. Ella medía apenas 1.57 y él, 1.88. Ella había cumplido 35 y él, 27. Ella era una de las actrices del momento y él, estrella de los Spurs. Luego de tres años de relación se casaron. La fecha elegida, 7/7/7, no fue casualidad. La eligió el supersticioso basquetbolista como símbolo de buen augurio.

Recién casados, Longoria y Parker compraron una mansión en las colinas de Hollywood de tres pisos, seis habitaciones y nueve cuartos de baño  (AP)
Recién casados, Longoria y Parker compraron una mansión en las colinas de Hollywood de tres pisos, seis habitaciones y nueve cuartos de baño (AP)

La boda fue topísima. La ceremonia se realizó en la iglesia parisina de Saint-Germain-l’Auxerrois, al lado del Louvre y conocida como la capilla de los reyes de Francia. Los novios durmieron en un hotel ubicado frente a la Place de la Vendome, en el que la pareja reservó 120 habitaciones. Entre los invitados estaban Lionel Ritchie, Sheryl Crow, Michael Douglas, Catherine Zeta Jones y Denzel Washington.

Al año comenzaron los rumores de infidelidades del jugador. Una modelo francesa anunció que había intercambiado mensajes de textos picantes con el compañero de Ginobili. Parker aseguraba: “Quiero a mi mujer. Ella es lo mejor de vida y nunca hemos sido tan felices”. Longoria no dejaba de aparecer en eventos y alentarlo en los partidos de la NBA.

Era frecuente verlos tomados de la mano (Grosby Group)
Era frecuente verlos tomados de la mano (Grosby Group)

Pero las sospechas y rumores se transformaron en certezas cuando Longoria descubrió cientos de mensajes de texto más sexuales que amistosos entre su marido y la mujer de Brent Barry, su compañero en los “Spurs”.

Quizá porque se trataba de cuernos, Longoria decidió tomar el toro por las astas y encarar a su marido. "Sabía que la conversación no iba a ser una terapia para sentirme mejor, sino la única forma de comprender lo que estaba ocurriendo, y actuar en consecuencia. Yo estoy segura de quién soy y de lo que quiero”. Pese a su seguridad reconoció que por momento se preguntaba “¿Será que no soy guapa? Quizá ya no me encuentre atractiva”. Después de siete años de matrimonio, se divorciaron.

Pero lejos de descreer del amor hace cuatro años se casó con el empresario José Bastón. Otra vez tuvo una fiesta grandiosa con invitados top como Ricky Martin y Victoria Beckham, En 2018 se convirtió en mamá de Santiago, su primer y único hijo. Por ahora no se sabe si le revisa el celular al marido, pero dada la experiencia con Parker, si lo hiciera no solo la entendemos, también la alentamos.

El año pasado, radiante en el festival de Cannes . (Photo by LOIC VENANCE / AFP)
El año pasado, radiante en el festival de Cannes . (Photo by LOIC VENANCE / AFP)

SEGUÍ LEYENDO

Cuatro actrices y un actor que reconocieron haber grabado escenas pasados de copas

Se burlaron por su físico, fue pintora de brocha gorda y tuvo romances con Cristiano Ronaldo y Bradley Cooper: la increíble vida de Irina Shayk



MAS NOTICIAS

Te Recomendamos