480 mil personas, 120 mil por jornada, pasaron por el Grant Park entre el jueves 1ro y el domingo 4 de agosto: Chicago es la hometown del Lollapalooza y en su imponente parque es donde estuvieron montados sus ocho escenarios.

La ráfaga eléctrica de The Strokes, la impactante y distintiva performance de Childish Gambino, el porn-pop de Janelle Monáe, los fuegos de Twenty One Pilots, la conquista latina del público yanqui en manos de J Balvin y Rosalía, los hits radiales de The Chainsmokers y Flume, lo más actual del hip-hop con Saba, Masego y Tierra Whack, el clean-country de Kasey Musgraves (o lo que el papá de Miley Cyrus hubiera deseado que su hija fuera) y la prepotencia atronadora del house de Alesso, fueron algunas de las postales musicales más salientes.

Amén de los recitales, el público también disfrutó de diversas "activaciones" a cargo de incontables marcas: un mapa estadounidense que daba cuenta de la música autogestionada que se edita en cada estado, una cabina para tomarse fotos y editarlas profesionalmente in situ, un espacio gamer desde donde el famoso Ninja y otros se batieron a duelo en el Fortnite, una pista de roller, la premiere exclusiva del primer capítulo de la comedia "The Righteous Gemstones", masajes, trenzas, maquillaje, entre más actividades.

Unas 480 mil personas pasaron por el Grant Park durante los cuatro días que duró Lollapalooza Chicago
Unas 480 mil personas pasaron por el Grant Park durante los cuatro días que duró Lollapalooza Chicago

El otro highlight en este sentido fue el Kidzapalooza, el espacio para los más pequeños de las familias que contó con shows exclusivos y mucho entretenimiento con demos de skate, mesas de ping pong junior, peinados punk, talleres de hip-hop, videojuegos y merchandising exclusivo.

El público, por supuesto, puso lo propio a través de su actitud y su look, abarrotando los escenarios y también el Chow Town -expendio de comidas locales en donde se destacó la famosa pizza "deep dish", original de Chicago- y los Lolla Bodegas, despacho de snacks y bebidas.

Entre los outfits del público más llamativos, el más repetido fue el tul, de red o liso, que dejaba a la vista la ceñida ropa interior de las chicas. También las musculosas de las franquicias de la NBA que revelaban origen. Y por supuesto, extravagancia en el maquillaje, en las gafas y en los disfraces.

El vestuario del público, clave para que la “experiencia Lollapalooza” vaya más allá de la música
El vestuario del público, clave para que la “experiencia Lollapalooza” vaya más allá de la música

"Que la gente compre sus entradas sin saber cómo se compone el line-up es maravilloso: significa que se siente inspirada por nosotros, que nos tienen fe, que confían en nosotros", le dijo Perry Farrell, creador del Lollapalooza, a Infobae. "Y por suerte ocurre en todas las ciudades: aquí en Chicago, en París, en Estocolmo, en Buenos Aires".

Por su parte, Diego Finkelstein, productor de Lollapalooza Argentina estuvo presente en Chicago y declaró: "Ya es una tradición para nosotros venir con todo el equipo de DF Entertainment para Chicago. Estamos viendo cómo año a año la 'casa matriz' va evolucionando y cómo están buscando cómo mejorar la experiencia. Nuestros socios de C3 fueron este año a Buenos Aires y se sorprendieron gratamente con lo que estamos haciendo, especialmente con la ambientación y los detalles. Me dijeron: 'Le vamos a decir al equipo de Estados Unidos que tiene que copiar cosas del Lollapalooza Argentina'. Y pasó: por ejemplo, los flecos de colores que hay en una de las entradas de acá, las habíamos aplicado nosotros antes en Buenos Aires"

"Lo más interesante de Chicago es su historia política, pero también la cultura que se desarrolla aquí. Se da un gran mix porque está en el centro geográfico del país. Es el corazón de Estados Unidos, según el mapa. Y es responsable de Barack Obama -estudió en la Universidad de Chicago y fue senador por Illinois-, Lori Lightfoot -alcaldesa de Chicago-, Willie Dixon, Chess Records, Kanye West, los orígenes del jazz, la música house… el aeropuerto es uno de los más grandes del país y uno de los que más tráfico recibe: todo el mundo quiere venir para acá", definió Perry a la ciudad madre del Lolla.