El desconocido costado solidario de Martín Baclini.