Tecnología en el trabajo: "En Argentina había un atraso muy grande, pero los CEOs se dieron cuenta de que tienen que innovar"

Pese a la demora, el país fue el que más creció de la región en digitalizar el espacio laboral. Las tendencias y demandas en las nuevas oficinas locales
Los clientes prueban las plataformas en el VMworld, en Las Vegas

(Enviado especial – Las Vegas) Son cientos de clientes sentados frente a una computadora. Durante horas testean las nuevas plataformas. Buscan detectar posibilidades de negocio, anticiparse. La premisa es clara: innovar o perecer. Incorporar tecnología a sus trabajos, digitalizar la dinámica laboral, instalar soluciones novedosas para no perder contra la competencia. En ese punto, Latinoamérica y puntualmente Argentina comienzan a abrir los ojos.

"No es como era antiguamente que decían que estábamos a uno, dos u ochocientos años detrás. No es más así, pero sí en otras regiones -con economías más fuertes- hacen más inversiones que acá. Lo que cambió es que ahora es más obvio que anteriormente: no se puede ignorar la importancia de lo digital en el espacio de trabajo. Los que no innovan van a quedar muy relegados", le dijo a Infobae André Andriolli, director de ingeniería de sistemas para Latinoamérica de VMware.

En el evento multitudinario que organiza cada año la compañía -el VMworld-, el ejecutivo sostuvo que una de las razones en el atraso son las legislaciones laborales. "Las leyes de trabajo están creadas para protegernos, pero a final de cuentas no se adecúan a los tiempos que corren. De a poco se avanza en ese aspecto, pero hay una cantidad de requerimientos y burocracia que no ayudan a tener más productividad", señaló.

En los últimas años la digitalización empezó a expandirse en las empresas latinoamericanas. Al punto que la región se transformó en una de las de mayor crecimiento para VMware, que trajo expertos de distintas partes del mundo para fortalecer el negocio. Lo que aún persiste en algunos casos, dicen, es una cultura organizacional de antaño, que no deja asimilar los cambios necesarios en la oficina.

El panel con los distintos indicadores

En ese contexto, el caso de Argentina es paradigmático. Incluso más que otros países de la región, se muestra reacia a asumir la transformación digital. O se mostraba: hoy el 90% de las principales empresas utilizan la tecnología que ofrece VMare, aseguran. Pero, además del sector privado, la compañía cuenta con fuerte presencia en el público. Hoy distintas áreas del gobierno nacional, de la Ciudad y Provincia de Buenos Aires utilizan su tecnología para digitalizar la información.

"Los negocios están siendo muy dinámicos y se les vuelve necesario renovarse continuamente para mantenerse en competencia. Más allá de que hayan reconocido la necesidad, no es un mercado que se caracterice por ser 'early adopter'", remarcó Rolando Lucini, gerente de ventas para la región SOLA (Argentina, Uruguay, Paraguay, Chile, Perú y Bolivia) en una entrevista con Infobae.

-¿A qué se debe esa demora en la adopción de tecnología?

-Las empresas argentinas suelen preferir esperar a ver cómo funcionan las tecnologías en otras regiones. Una vez que están probadas, les dan lugar a los presupuestos para embarcarse en esos proyectos.

-¿Cuánto influye la situación económica del país en ese atraso?

-Nosotros ya lo tenemos bastante probado. En Argentina, principalmente, sabemos cómo afectan las crisis. Estamos en un mercado distinto porque los CEOs de las compañías se dieron cuenta de que para poder mantenerse sanas tienen que innovar e invertir en tecnología. No les queda otra. Hoy la agilidad en el negocio lo da la tecnología.

-¿Están resguardados de la crisis?

-Que hoy sea tan necesaria la digitalización hace que no se note tanto los picos que tiene el país. Nuestro negocio está creciendo constantemente. A nivel mundial, el quarter pasado la compañía creció un 13% y es el noveno período que crece a doble dígito. La Argentina acompaña esos números.

Rolando Lucini, director de ventas para la región SOLA de VMware

-¿Qué números se están dando en el país?

-A Argentina le está yendo muy bien. El cierre del año fiscal, que es a fin de enero, lo posicionó como el país que más creció en la región. Muchas empresas vienen en un período de estancamiento prolongado, de mucho atraso. Entonces es un momento en el que están haciendo esa puesta al día a un ritmo acelerado. Tanto los privados como el Gobierno. Hay muchos planes de digitalización de expedientes y datos públicos para brindar más transparencia.

-¿Cuál es la demanda principal de los clientes locales?

-Hoy el principal tema que los preocupa es la seguridad. Es un tema crucial incorporar y aumentar la seguridad en sus plataformas. Las anuncios de actualizaciones en esa vía van a tener un gran impacto.

-¿Cuáles son las amenazas?

-Con los nuevos negocios que está demandando hoy el mundo, la seguridad se volvió mucho más importante que antes. Hoy la dinámica laboral pasa por la plataforma digital, la información circula en las distintas nubes. Los usuarios se interconectan y comunican a través de nubes, que a veces son seguras y a veces no tanto. Eso nos llevó a algunos inconvenientes, sobre todo, en la industria financiera en los últimos tiempos. Se han robado información y provocado delitos de ciberataques. Uno de los focos de las inversiones está puesto ahí.

-¿Qué tecnologías están demandando más las empresas?

-La mayor demanda son proyectos de nube. VMware permite a las empresas conectarse a distintas nubes, tanto privada pública. Lo que se llama multicloud. La nube híbrida ofrece un equilibrio entre las dos. Te da mayor seguridad que no te la brinda la nube pública y proporciona ahorro de costos. Los datos críticos van a la nube privada y los menos relevantes van a la nube pública.

-¿Qué diferencias ven con respecto a otros países de la región?

-Estamos trabajando muy fuertemente con Uruguay en proyectos de digitalización. Ellos suelen estar un paso adelante que nosotros. Trabajan con metas claras, medibles, con tiempos prefijados y cumplen con esos objetivos. Puede ser que sea por su idiosincrasia. Es un placer trabajar con ellos. Son casos referencia nuestros.

-¿La llegada de los millennials también las dinámicas de las compañías en el país?

-En Argentina se da el mismo fenómeno que en otras partes del mundo. Nuestras conversaciones han cambiado con los clientes. Hoy las áreas de IT están compuestas por jóvenes que manejan la tecnología quizás mejor que nosotros. Y tienen otras demandas: piden más rapidez, flexibilidad y poder trabajar desde cualquier lado.

-¿Eso llevó a un crecimiento exponencial del home-office?

-Sí, pero en realidad no solo la casa. Desde cualquier lado e incluso viajando. Pueden tener la misma información que tendrían si estuvieran en la oficina. Nuestra propuesta es poder tener cualquier aplicación de negocios en la nube para poder monitorearla desde cualquier dispositivo. Hoy cualquier lugar se puede convertir en un espacio de trabajo.

Seguí leyendo:

Últimas noticias

Mas Noticias