Beijing, China. Enviada especial. La cámara Honor VR es un cámara pequeña y liviana que se conecta por medio de USB tipo C al celular. Quizás uno de los aspectos más destacados de este equipo 360 es que no requiere de mucho despliegue para usarlo, basta con colocarlo, como si fuera un pequeño accesorio al teléfono y descargar un software de gestión que lleva su mismo nombre y es gratuito.

Así se ven los videos cuando se suben a plataformas como YouTube o Facebook preparados para la visualización en formato 360. Hay que arrastrar el dedo o mouse por la pantalla para obtener diferentes perspectivas:

El equipo fue anunciado por Huawei en febrero de este año y se trata de un desarrollo realizado junto con la compañía Insta360. De viaje por China, tuve oportunidad de probar el equipo en diferentes situaciones y me sorprendió la calidad de los videos.

Graba en resolución 3K y permite hacer clips, transmisiones en vivo y fotos en 360 grados. El streaming se puede compartir directamente desde la aplicación, que es el gran centro de control de esta cámara, y que tiene una interfaz súper intuitiva.

Otro punto a favor es que no requiere de cargadores ni cables: se alimenta de la batería del smartphone. El dispositivo viene con un pequeño cobertor redondeado de goma para proteger las lentes de posibles daños.

Incluye dos lentes de gran angular, está disponible en algunos países de Asia y el valor estimativo es de 129 a 159 dólares, como la Insta360 Air, que es sobre la cual está basado el diseño de este equipo.

LEA MÁS: