(iStock)
(iStock)

Apple está buscando un ingeniero en software, especializado en salud y bienestar para incorporar al equipo de desarrollo de Siri. El perfil del empleado que se solicita debe tener una licenciatura o maestría en computación con una particularidad interesante: conocimiento de psicología. Además debe destacarse por su pensamiento crítico y excelente capacidad para la resolución de problemas.

En este puesto no sólo se requiere la capacidad de codificar, analizar algoritmos y datos emanados por computadoras, sino que también se valora la capacidad de entender la psiquis humana. ¿El motivo? Se busca, de algún modo, "humanizar" a Siri. Llevarlo un paso más adelante.

El experto debería ser alguien que quiera tener un papel relevante en "la próximo revolución en la interacción entre humanos y computadoras", según se destaca en la descripción del empleo.

"Contribuye a generar un producto que está redefiniendo la computación móvil y de escritorio", se lee en el aviso. De ese modo se busca apelar a los posibles candidatos a ocupar este puesto que está vacante desde abril y que tiene una carga de 40 horas semanales.

Tal como se remarca en el texto, "la gente tiene conversaciones serias con Siri. La gente le cuenta a Siri todo tipo de cosas, incluso si tuvieron un día estresante o si tienen algo serio en mente. Piden ayuda a Siri en caso de emergencia o cuando quieren consejos para llevar adelante una vida más saludable".

Se busca generar asistentes virtuales más refinados y que puedan responder mejor a las necesidades de los usuarios (istock)
Se busca generar asistentes virtuales más refinados y que puedan responder mejor a las necesidades de los usuarios (istock)

Teniendo en cuenta el rol de consejero que juega Siri, la persona que ocupe este puesto debe saber entender los misterios de la mente humana y tener experiencia en el trabajo grupal.

Si los asistentes virtuales y las máquinas serán la norma en el futuro, entonces habrá que prepararlos para que estén a la altura de las circunstancias. De ahí la importancia de contar con ingenieros, científicos de datos o programadores con una mirada social o cierto entendimiento del comportamiento humano.

Tal como se remarca en el anuncio, se solicita un experto que desarrolle tecnología disruptiva a gran escala, que trabaje con big data e inteligencia artificial, pero sin por eso omitir el valor humano en todo este proceso de transformación (o revolución) digital.

"Trabaja con la gente que creó el asistente inteligente que ayuda a millones de personas a resolver situaciones con tan sólo pedirlo", dice el texto.

El empleo requiere, entre otras cosas, el diseño e implementación de interacciones en lenguaje natural del asistente virtual; la integración con proveedores del servicio y datos; el trabajo en equipo para definir interfaces de infraestructura; mejorar la experiencia del usuario y proveer soporte de Siri en varios idiomas.

LEA MÁS: