La Lenovo Yoga Book es una convertible dos en una que apuesta a una estética futurista donde se combina un diseño liviano sin descuidar el rendimiento. Sin dudas lo más interesante es la superficie que actúa como teclado y tableta digitalizadora para hacer gráficos con el lápiz S Pen. Es uno de los equipos más innovadores de su tipo y fue el producto estrella de la feria IFA 2016, cuando se presentó en el mercado.

Se destaca por ser un dispositivo súper delgado: tiene 4,05 milímetros de espesor y pesa apenas 690 gramos. Su cuerpo está fabricado con una aleación de aluminio y magnesio y tiene una bisagra que permite plegar la laptop hasta 360 grados. Viene con Android o Windows, aunque a la Argentina sólo llegará en esta última versión.

Se puede usar en modo tablet o como una laptop, con una particularidad: tiene un teclado halo, que es digital y está retroiluminado. Cuando se presionan las teclas emite pequeñas vibraciones.

Tiene teclado halo, digital y retroiluminado
Tiene teclado halo, digital y retroiluminado

Por otro lado, cuando se emplea con el lápiz stylus se comporta como si fuera una tableta digitalizadora. Así es que se pueden hacer gráficos sobre la superficie que se reflejan en la pantalla.

En cuanto a su corazón está conformado por un procesador Intel Atom X5- Z8550 con cuatro núcleos a 2,4 GHz cada uno, tiene 4 GB de RAM y 64 GB de almacenamiento expandible hasta 128 GB.

La pantalla, multitouch, tiene 10,1 pulgadas y resolución full HD con 400 nits de brillo. Por otra parte, los altavoces en estéreo cuentan con certificación Dolby Audio Atmos.

Tiene Wi fi, Bluetooth, GPS y ranura sim para la conectividad LTE. Viene con puertos MicroUSB y micro HDMI, además de conector minijack de 3,5 milímetros.

La batería de 8.500 mAh ofrece una autonomía de hasta 12 horas. Gracias a su sistema de carga rápida, se puede llegar a cargar hasta el 80% en 50 minutos.

El equipo, que fue presentado hace un año en IFA 2016, llegó a la Argentina, y el precio de venta estimativo es de 13.999 pesos.

Los puntos a favor son su diseño delgado y versátil. Es liviana y se puede emplear como laptop y tablet. Quizás quienes más puedan sacar provecho a este equipo son los diseñadores gráficos ya que es un híbrido que, gracias a su S-Pen, se puede usar también como tableta digitalizadora.

Adopta diferentes posiciones, pesa 690 gramos y tiene una pantalla de 10,1 pulgadas
Adopta diferentes posiciones, pesa 690 gramos y tiene una pantalla de 10,1 pulgadas

La batería, por su parte, tiene un buen rendimiento y es un portátil muy cómodo de llevar por su peso y tamaño. El teclado es innovador y llamativo, aunque requiere un poco de tiempo adaptarse a esta superficie. Se siente parecido a cuando se tipea en el teclado digital del celular pero con el beneficio de que es un espacio más amplio y por lo tanto ofrece mayor comodidad. De todos modos esto depende del usuario, sus costumbres y, sobre todo, de la experiencia que busque en este tipo de equipos.

LEA MÁS: