Las huellas dactilares son el factor de identificación biométrica más utilizado en la actualidad.
Las huellas dactilares son el factor de identificación biométrica más utilizado en la actualidad.

En la película Minority Report, el iris es utilizado por la gente para presentarse ante el mundo digital. Actúa como una suerte de DNI infalible y fácilmente registrable por las máquinas.

En los bares, aeropuertos o dependencias públicas, se ven sensores que escanean el ojo de la persona que tienen delante para identificarla y ofrecerle publicidad personalizada o, incluso, para revisar su prontuario.

Esa forma de interacción inteligente con el entorno, que en su momento pareció tan futurista y lejana ya es una realidad. En 2015 se presentó el primer celular con reconocimiento de iris como método de autenticación biométrica, el Fujitsu Arrows NX F-04G. Desde ese entonces se implementó este sistema en otros dispositivos, como el Samsung Galaxy S8, que se dio a conocer en marzo de este año.

Por su parte, las huellas dactilares y el reconocimiento facial se emplean en los celulares desde hace un tiempo. En el caso de esta última característica, está disponible en los celulares con Android que cuentan con la versión 4.0 en adelante. Y se estima que el iPhone 8 también podría incluir sensores 3D para leer mejor el rostro del usuario y evitar posibles fraudes.

Pero este tipo de tecnología no sólo se emplea en los smartphones.
Las aerolíneas JetBlue, Delta y KLM ya comenzaron a probar las huellas dactilares y el reconocimiento facial para evitar que el pasajero tenga que mostrar la tarjeta de embarque antes de subir al avión.

En las entidades financieras también se comenzó a implementar esta innovación. El Banco San Juan, por ejemplo, ya instaló el primer cajero automático del país con identificación de huellas dactilares, en la esquina de Cerrito y Viamonte.

"En esta primera etapa, el desarrollo alcanza al segmento de jubilados y pensionados, quienes mediante este novedoso dispositivo de identificación biométrica pueden realizar el trámite de la fe de vida para el cobro de sus haberes", destacaron desde la compañía. Y aseguraron que luego se aplicará este sistema para que los clientes puedan realizar cualquier operación en el cajero automático, sin tener que usar la tarjeta de débito.

Por su parte, ICBC Argentina sumará el reconocimiento facial para autenticar a los clientes. Esta tecnología estará disponible, en las próximas semanas, para los entornos iOS y Android.

El ICBC comenzará a utilizar, en su aplicación, el reconocimiento facial para identificar a sus clientes. Será el primer banco del país en aplicar este factor de autenticación
El ICBC comenzará a utilizar, en su aplicación, el reconocimiento facial para identificar a sus clientes. Será el primer banco del país en aplicar este factor de autenticación

Se trata de una función opcional, es decir que los clientes que así lo prefieran podrán seguir usando el registro a través de usuario y clave.

En una primera etapa, sólo se aplicará para los clientes del segmento Personas, y luego también estará disponible para las empresas usuarias de la app.

"Hoy en día hay muchísima gente que aún no tiene contraseña en sus dispositivos móviles. En este sentido, habilitar la validación biométrica es más simple que anotar y recordar una contraseña; y si las personas lo hacen, al menos podrán aumentar su seguridad de esta manera", destacó, en diálogo con Infobae, Pablo Dubois, gerente regional de Productos, Data Center y Seguridad de Level 3 Communications América Latina.

En la actualidad hay empresas que también utilizan diferentes factores biométricos para registrar el ingreso y la salida de sus empleados. Lo más usual es la huella dactilar pero también hay algunas que estén pensando en recurrir a los latidos del corazón, que también son un patrón único.

"Hay soluciones que detectan el comportamiento de una persona al momento ingresar a una página web. En este último caso, se le pide al usuario que ingrese un par de veces al sitio, escribiendo su nombre de usuario y su contraseña y el sistema va armando su perfil teniendo en cuenta distintas variables: cómo escribe en el teclado, la velocidad con que lo hace, etc", ejemplificó Dubois.

Las tarjetas de embarque pronto serán reemplazadas por las huellas dactilares y el reconocimiento facial (TFT)
Las tarjetas de embarque pronto serán reemplazadas por las huellas dactilares y el reconocimiento facial (TFT)

"Actualmente, en Europa, se usa la biometría de voz en el área de los call center de los bancos. El objetivo es autenticar a los usuarios y crear bases de datos para prevenir el fraude porque de esta manera pueden tener las voces de quienes atentan contra la seguridad y evitar que los ataques se propaguen", explicó a Infobae Marcelo Fondacaro, director comercial de VeriTran.

Si bien estos sistemas son más seguros porque registran información única del usuario, a veces pueden tener sus fallas. Se han difundido casos de usuarios que lograron engañar los sensores de huellas dactilares o el sistema de reconocimiento facial en los teléfonos con una fotografía. De ahí que sea fundamental desarrollar sistemas cada vez más precisos y, por otra parte, que se empleen sistemas de doble verificación.

"Resulta fundamental y clave para la industria financiera, tener un sistema de seguridad multifactor, es decir que el banco combine una contraseña estática con una dinámica como el software token y además utilice algún mecanismo de biometría de voz, cara o de huella", analizó Fondacaro.

El especialista también remarcó que sería ideal que se identificara no sólo al usuario sino también la transacción que quiere hacer. "En la actualidad, los bancos sólo se centran en quién sos, principalmente por temas de regulación, ya que los controles existentes son para conocer quién es el usuario, pero no para entender qué quiere hacer y ahí es donde radica el riesgo principalmente", concluyó.

LEA MÁS: